Sin novedades de la biblioteca Julio Cortázar


En una entrada previa, publicada el 20 de octubre, comentaba sobre la biblioteca Julio Cortázar (Alfaguara) que fue lanzada a principios de septiembre de dos mil once.

Esta mañana fui en busca del tercer ejemplar de la colección, que está pendiente de salida desde el inconveniente de las retenciones de libros en la Aduana. El conflicto lleva más de un mes, pero según informó el diario de economía de Clarín, el trece de octubre del presente, ya “hubo acuerdo para destrabar las importaciones de libros”. No obstante, al día de la fecha (sábado 22 de octubre), quienes compramos los dos primeros libros de la colección, Bestiario y Rayuela, seguimos sin novedades de la biblioteca Julio Cortázar.

Como dato anexo, he leído los últimos comentarios realizados en la entrada de un foro que aparece en el primer puesto de los resultados de búsquedas de Google, respecto al tema en cuestión, y por lo que he logrado discernir, ningún diariero ha recibido el tercer ejemplar de ésta colección que continua extraviada en la oscuridad de su embalaje.

Mientras tanto, los lectores ansiamos que de una vez por todas las sombrías cajas den a luz a los libros de Cortázar, para que su literatura, conducida por nuestra lectura, continúe iluminándonos.
Artículos relacionados: