Las faltas de ortografía en el escritor

Las faltas de ortografía en el escritor suelen no tener absolución para la comunidad. Se cree que los escritores son eruditos en la materia, que no pueden ni deben equivocarse, porque errar es humano, pero es inadmisible cuando se trata de una palabra mal escrita por un escritor. Se da por sobreentendido que los conocimientos de la lengua que esgrime un literato son superiores a los de la multitud. Se idealiza sobre la obligación moral del escritor de expresar perfección ortográfica.

Los sujetos que especulan con la inmaculada corrección de la escritura de un escritor, olvidan varios puntos sustanciales. Nada más distante a la veracidad de los hechos que decir que un verdadero escritor no comete errores ortográficos. A veces, los escritores nos tropezamos con un horror más que un error, que acaba de ser ejecutado por nosotros; si alguien llegara a leerlo, además del error, nosotros seriamos ejecutados.

Lamento decepcionar al que permanecía engañado, pero existen personas especializadas en la corrección literaria, denominadas “Correctores de estilo”. Pero alguno por ahí se preguntará para qué existen los Correctores de estilo, si todo escritor debiera ser un versado en la materia, con cualidades extraordinarias para corregir los textos emergidos de su inspiración. Pero tampoco es así. A los escritores, o a los programas de corrección se les transfiguran muchos errores que sólo uno o varios Correctores de estilo son capaces de detectar para suplir las posibles faltas, para un buen entendimiento de los textos.

El de escritor es un oficio que se cultiva día a día; nadie rescinde nunca de ser escritor. Un modo de no cometer errores es sin realizar nada, pero estaríamos cometiendo el peor de los errores. Todos los escritores nos equivocamos, porque nos encontramos en continuo contacto con la palabra. La palabra es para nosotros una herramienta para un fin: decir algo. Ese fin es el que debe primar en el lector, ante un categórico pormenor, tan trivial como lo es hallar un error ortográfico en cualquier artículo.