El ser, la verdad y la humildad


Reflexión Nº 26

Un miembro de uno de los grupos a los cuales me adherí hace un tiempo, realiza un comentario en el enlace de la última entrada que compartí hasta el momento «Creer en uno mismo» (Reflexión Nº 5), y comenzamos un intercambio de opiniones que resulta interesante reproducir:

José: A la hora de conocerse, pienso que hay que tener cuidado en no sobrestimarse...

Jorge: Si, comparto tu opinión, José. No hay que sobrestimarse, hay que saber quién es uno, ni más ni menos.

José: En esto, como en todo, "la humildad está en la verdad".

Jorge: Así como la verdad está en la humildad.

José: La verdad está en el ser, y los seres humildes tienden a encontrarla.

Jorge: La verdad está en el ser, estamos de acuerdo. Y, por consiguiente, toda verdad emanada del ser,  es una verdad. Si la humildad está en la verdad y la verdad está en el ser y toda verdad emanada del ser es a su vez una verdad, y la humildad es una de las verdades del ser, la verdad también está en la humildad.