La relación de los blogs con las redes sociales


Desde que las redes sociales hicieron su aparición en la red, casi todos los internautas nos relacionamos con algunas o muchísimas personas a través de sus páginas: gente de distintas nacionalidades que probablemente nunca hubiésemos conocido o contactado si no fuese por el ilimitado poder sin fronteras que las caracteriza.

Las redes sociales han transformado el mundo hasta el punto de que todo lo que acontece transita a través de ellas cual información y circula a una velocidad asombrosa: cualquier suceso, de cualquier índole, en pocos segundos puede transformarse en el interés común de casi todos los habitantes del planeta, por la viralidad de los formatos de estas redes que nacieron para revolucionarnos la vida, queramos o no, para bien o para mal.

Y en su momento, con la aparición de las redes sociales, muchos especularon con la posibilidad de que  acabaran definitivamente con el interés por los blogs. No obstante, la realidad que podemos vislumbrar es enteramente desigual.

En la actualidad, tanto las redes sociales como los blogs se benefician recíprocamente: mientras las redes sociales requieren de alimentarse a cada segundo de información fresca para subsistir en un mundo de individuos devoradores de información, los blogs generan constantemente contenidos innovadores que son compartidos en las redes sociales, tanto por los administradores que los generan como por miembros o seguidores que los leen, aumentando considerablemente el tráfico de visitantes hacia los blogs y generando un suculento, importante e imponente fragmento de la información que las redes sociales necesitan imperiosamente para mantenerse activas.

De hecho, numerosos editores de blogs habrán observado que, desde hace tiempo, muchas de las consultas, comentarios o sugerencias que antiguamente eran enviadas sin excepción a los correos electrónicos de la pestaña de contacto, ahora son remitidos a través de las redes sociales ligadas al blog en cuestión. Y esto ocurre porque la persona que desea contactarse posee pleno conocimiento de que, probablemente, sus inquietudes sean más rápidamente respondidas a través de una red social que del correo electrónico.

Por todo lo mencionado hasta aquí, todo blog que pretenda sobrevivir a los tiempos que corren, de una u otra forma deberá estar ligado a las principales redes sociales; las cuales, sin duda alguna, lejos de menoscabar la realización personal de cualquier blog, potencian sus virtudes sin limitaciones, posibilitando una extraordinaria difusión que años atrás estribaba prioritariamente de las azarosas búsquedas realizadas a través de los principales buscadores de la red, otorgando al blogger una actitud mucho más pasiva que en el presente. Ahora, el blogger puede lanzarse instantáneamente a las redes sociales en busca de sus lectores, en vez de esperarlos sentado en una silla durante meses, exponiéndose a que jamás lleguen.

Y tú, ¿qué opinas de la relación de los blogs con las redes sociales? ¿Crees que en futuro cercano o lejano las redes sociales potenciarán a los blogs o crees que simplemente los desplazarán?

Si quieres seguirme a través de las redes sociales puedes hacerlo por: