Líbrate del qué dirán





Tú no le tienes que demostrar nada a nadie; en todo caso, te lo tienes que demostrar a ti mismo. Tienes que hacer lo que has venido a hacer, lo que presienta tu corazón, aún cuando el eco de las voces huracanadas del qué dirán te ensordezca o te perturbe. Que todas esas voces no cesen de ser un eco misterioso, incomprensible; que nunca se conviertan en palabras tangibles; que nunca te conduzcan a la renuncia anticipada de hacer aquello que deseas. Si resuelves desistir, que sea tu propia voz la que dicte la sentencia de la oportuna retirada, no la del qué dirán. 

Si persigues un sueño, si tienes la certeza de andar por el sendero adecuado, el que has elegido o el que te ha sido encomendado por el universo, el qué dirán debe importarte el equivalente a la nada misma. Los ecos de las voces que atormentan tu existencia, que amenazan tus anhelos, son una prueba decisiva que tienes que atravesar para  descubrirte, para demostrarte que crees en ti mismo, que puedes. 

La gente siempre hablará por hablar; sus comentarios se contradecirán los unos a los otros, pero tú tienes que estar seguro de quién eres, de lo que quieres, hacia dónde te diriges... 

Nunca le concedas autoridad al qué dirán, pues no la tiene. Tienes el poder absoluto de tomar tus propias decisiones, aún cuando no las tomes. Tienes el deber, la obligación moral, el derecho cósmico, trascendental, de seguir tu propia voz, de ser feliz...

¡Líbrate del qué dirán! Amén. 

7 comentarios

  1. En época de mi Juventud Alaska y los Pegamoides nos cantaban esa canción que dice:
    " La gente me señala
    me apuntan con el dedo
    susurra a mis espaldas
    y a mi me importa un bledo.
    Que mas me da
    si soy distinta a ellos
    no soy de nadie,
    no tengo dueño.

    Yo se que me critican
    me consta que me odian
    la envidia les corroe
    mi vida les agobia.

    Porque sera?
    yo no tengo la culpa
    mi circunstancia les insulta.

    Mi destino es el que yo decido
    el que yo elijo para mi
    A quien le importa lo que yo haga?
    A quien le importa lo que yo diga?
    Yo soy asi, y asi seguire, nunca cambiare

    A quien le importa lo que yo haga?
    A quien le importa lo que yo diga?
    Yo soy asi, y asi seguire, nunca cambiare

    Quiza la culpa es mia
    por no seguir la norma,
    ya es demasiado tarde
    para cambiar ahora.

    Me mantendre
    firme en mis convicciones,
    reforzare mis posiciones.

    Mi destino es el que yo decido
    el que yo elijo para mi
    A quien le importa lo que yo haga?
    A quien le importa lo que yo diga?
    Yo soy asi, y asi seguire, nunca cambiare".
    Un abrazo, Jorge.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una canción muy apropiada para la ocasión. Gracias por compartirla.

      Un abrazo, Pedro.

      Eliminar
  2. ¡Perdón! Era Alaska y Los Dinarama.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Una entrada real, al grano y sin tapujos... que se muerdan la lengua, los que hablan mal y esforcémonos para siempre ser mejores y estar orgullosos de nuestros actos.
    Un abrazote Jorge, genial entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Que así sea! Que siempre, sólo y únicamente importe y prevalezca lo que somos realmente, nuestra esencia, más allá del qué dirán.

      Un abrazo, Nuria.

      Eliminar
  4. Juan5.3.12

    Hola Jorge:

    Totalmente de acuerdo. El qué dirán no debe importar en lo más mínimo, ni a la hora de cumplir un sueño ni para la vida en general. Lo único que debe importar son las ganas y la convicción que uno mismo tenga a la hora de perseguir algo.

    Un abrazo!!

    Juan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca debe importar el qué dirán. Debemos escuchar a nuestro corazón y a las personas que amamos y nos aman, pues ellas quieren lo mejor para nosotros, pero siempre tomaremos la decisión que creamos más acertada desde nuestro conocimiento o nuestra ignorancia.

      Eliminar