El tirano


En nuestro cuarto oscuro votaremos a favor de la libertad de expresión de nuestras almas, que darán testimonio a través de nuestros cuerpos, por los candidatos del recuerdo o del olvido. 

El voto será secreto entre los dos. Si gana el olvido, reinará la anarquía. Si el recuerdo es reelecto, gobernará en nuestras mentes, y, como algunos políticos corruptos, nos robará el sueño por las noches. 

Lo tenebroso es que el amor dé un golpe de estado en pos de obtener el poder absoluto de nuestra existencia, porque así como vendrá con renovadas esperanzas, puede llegar a quitarnos hasta las ganas de soñar.