Entre cuatro paredes


Cuando nos acercamos, nuestros corazones pulsan como dos bombas de tiempo a un minuto exacto de estallar. Un par de explosivos que destrozan los prejuicios impuestos por unas ciertas normas que gobiernan voluntades a través de un millar de culpas fabricadas. Y al detonar, denotan la agitada adrenalina que corre, cual un maratonista, por las pistas de las venas que recorren los atlas de nuestras entidades orgánicas. 

De un momento a otro el tiempo se acelera hasta disiparse; parece detenerse como las llantas de un automóvil en continuo movimiento. Y en un soplido que asesina las horas, la tenue luz que viola nuestra intimidad, que se introduce sin permiso por la pequeña ventana del pequeño dormitorio, nos habla del amanecer.   

Es entonces cuando pienso que contigo, cuatro paredes simbolizan libertad y la ciudad completa, una prisión: un ingente calabozo donde todo ese gentío significa el carcelero que esposa y que condena los deseos de ser, aunque sea por un instante, uno los dos, como si fuésemos ambos las únicas piezas de un rompecabezas imantado que se atrae y que se hermana para complementarse. Porque tengo la certeza de que sólo somos libres cuando actuamos sin las máscaras que nos ponemos para aparentar cordura frente a la locura de nuestra sociedad. 

17 comentarios

  1. Esto es romántico, y a la vez tan real. Me encanta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te encante, Renzo. Intenté reflejar una realidad a través de éste escrito. Una mezcla de poesía y reflexión.

      Eliminar
  2. Anónimo6.9.12

    Precioso, gracias por compartir.(Ana Gutiérrez )

    ResponderEliminar
  3. Anónimo6.9.12

    Muy bonito, mucho

    ResponderEliminar
  4. Anónimo6.9.12

    ME ENCANTO...ROMANTICO Y REAL...!! HAYDEE

    ResponderEliminar
  5. No hay un balance entre el exceso descriptivo y lo que se describe. Está sobresaturado con sus propias derivaciones, volviéndose en vez de un golpe emocional, un exagerado momento visual que solamente se queda en su propio resplandor.

    Te lo digo así, de onda, porque por acá, por blogger, nadie acostumbra a decir nada y todos se hacen expertos en decir que lindo (lo digo sin ánimo de ofensa) pero a este texto le falta un montón para ser un buen texto en prosa, igual que al que leí antes. Primero, le falta un hilo que vaya de la cabeza hasta el pie, guiando al lector hacia donde el escritor lo quiere. Acá, el texto hace lo que quiere y dice lo que le parece, de modo que la idea de cabeza termina perteneciendo a otro cuerpo, cuando uno llega a los pies.

    Con los poemas no. Parece que te defendés mucho mejor y están bien encuadrados y desarrollados.

    La prosa no es escritura automática. Es concentración, meditación y esquema. Precisa de mucho más balance que un soneto, para ser objetivamente sólida.

    Lehit

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Éste texto no surgió de la escritura automática; no fue escribirlo y publicarlo como suponen tus palabras.

      Decís que "le falta un hilo que vaya de la cabeza hasta el pie, guiando al lector hacia donde el escritor lo quiere"; yo te pregunto: ¿cómo sabés hacia dónde quiero guiar al lector? Y si lo sabés, te agradecería que me lo comunicaras.

      Eliminar
  6. Te dije que el comentario era de onda y no para que te lo tomaras a mal.


    Y al detonar, denotan la agitada adrenalina que corre cual un maratonista por las pistas de las venas que recorren los atlas de nuestras entidades orgánicas.

    Esa frase, por ejemplo. Es larga e incómoda, por la cantidad de elementos de doble sonoridad que alberga, además de el exceso de subordinación de imágenes, para crear una imagen. O sea, metes cien cosas para decir una, lo que le resta contundencia a lo que realmente querés decir, además de por ejemplo: detonar/denotan - corre/recorren y los de las entidades orgánicas, un rebusque inútil para un texto que precisa de la visceralidad para ser expresivo.

    parece detenerse como las llantas de un automóvil en continuo movimiento

    Si está en contínuo movimiento, no está detenido, por lo tanto, hay una ambiguación de la expresiòn semántica en la imagen que querés conseguir.

    Y así, te puedo dar razones en todo el texto, pero la razón fundamental que me movió a hacerte el comentario, no es joderte el blog ni el posteo. Es más, si querés suprimì lo que te digo, así te queda pipí cucú, con todos los qué lindo, que seguro que te hacen sentir mejor que esto de que llegue un tipo como peludo de regalo a decirte que revisés el texto porque tiene falencias.

    La razón es que pudiendo estar bien, está más o menos ¿eso lo alcanzás a captar? Y si te ponés "escritor" uno supone que entra a leer a un "escritor". O sea, te doy una opinión de colega, no de bloggero que no sabe lo que puta lee.

    Y no te molesto más.

    Lehit

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Gavrí, es evidente que nuestros puntos de vista distan el uno del otro.

      Cada una de las oraciones, frases, palabras... que remarcas, fue puesta en el sitio donde se encuentra, con un fin específico. Los recursos estilísticos también son utilizados en prosa; sobre todo en prosa poética. Puede que no te guste el modo en que han sido empleados, y es aceptable, pero no por eso podés afirmar que el texto tiene falencias.

      Lo que para vos es una frase larga e incómoda, para mí se lee de un tiro sin ningún problema; de hecho es una frase bastante breve como para que te cause tal incomodidad.

      También te referís al “exceso de subordinación de imágenes, para crear una imagen”. Si vamos al caso, de la mezcla de una cierta cantidad de ingredientes comestibles, resulta la elaboración de una receta de cocina; ingredientes que a su vez son producto de otras mezclas: a veces es necesario apelar a varias imágenes para exponer una sola. En un rompecabezas, por ejemplo, cada pieza es una imagen completa, compuesta por un número infinito de otras imágenes; a pesar de ser un fragmento del rompecabezas, la pieza como objeto es un todo al que no le sobra ni falta nada, que forma parte de una imagen más amplia; imagen que a su vez forma parte de la que la circunda...

      Detonar/denotan: paranomasia; corre/recorren: similicadencia; "entidades orgánicas": metáfora; "parece detenerse como las llantas de un automóvil en continuo movimiento" (detenerse/movimiento): antítesis.

      Por supuesto que no voy a eliminar tu comentario, porque sé que estás dando tu punto de vista y no es con el fin de joderme la vida. Creo que todos nos podemos expresar y no me gusta censurar los comentarios de ninguna persona. De hecho te agradezco por tomarte la molestia de mostrar abiertamente tus razones.

      Eliminar
  7. El de el de allá arriba es un del. Eso es un ejemplo de postear apurado. Lo digo yo antes de que me lo digás vos.

    ResponderEliminar
  8. Los recursos no alcanza con saber nombrarlos. Hay que saber usarlos. Tienen que estar bien empleados para que resulten efectivos.

    En fin, supongo que tenés un coordinador de taller literario, así que no voy a seguir con el intercambio de puntos de vista, porque nadie puede transmitir su experiencia si el otro piensa que ésta no existe. Así que yo siento eso en esta conversación. Que vos estás convencido de que el texto está correcto y no te planteás que no pueda estarlo.

    Estás convencido de que aplicaste recursos estilísticos pero no que puedan estar mal aplicados.

    Es un problema muy corriente sobre el que no voy a hacer hincapié.

    Lamento que no podamos tener una interacción más efectiva, porque eso enriquece a ambas partes. A vos, porque yo no toco de oído y a mí, porque puedo decirle a alguien algo de lo que aprendí después de muchos años de oficio.

    Pero bueno, este mundo de internet es así y yo ya fui, además, como vos en este momento. Los que se acercaron a hacerme señalamientos, me hicieron ver que podía ser mucho mejor de lo que era, porque me enseñaron humildad y autocrítica.

    Esas dos cosas, son fundamentales para escribir bien. Abrir los oídos y la mente.

    Como te digo, nombrar recursos no alcanza para saber aplicarlos con exactitud, igualmente que conocer figuras poéticas, no te asegura saber escandir correctamente.

    La literatura no es un cúmulo de teorías. La literatura tiene reglas del arte, pero para ponerlas a jugar, no basta conocerlas. Tiene que haber un talento que las dirija. De otro modo, el autor no es más que un técnico que sabe recitar el libro de memoria, pero es incapaz de llevar la sangre hasta el papel.

    Y ahora sí, no te aburro ni me aburro más con esta charla.

    Shalom

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustaría hablar con vos. ¿Tenés Messenger, Facebook, Skype o alguna cuenta por donde podamos hacerlo?

      Eliminar