Qué pasaría si dijeras que puedes hacer llover

La siguiente conversación está basada en un chat real y ha sido ligeramente modificada para mayor comprensión lectora. Cualquier similitud con la fantasía es mera coincidencia. 


Yo: ¿Te conté que una vez hice llover?
Ella: ¿Qué querés decir?
Yo: Que una vez hice llover.
Ella: Me estás jodiendo, ¿no?
Yo: No.
Ella: ¿Cómo hiciste llover?
Yo: Queriendo que pasara.
Ella: ¿Es joda?
Yo: Ponele que es joda...
Ella: ¡Mirá si vas hacer llover! Puede ser casualidad.
Yo: ¡Si! ¡Mirá si voy a hacer llover! (?)
Ella: Y, obvio que no.
Yo: ¿Quién se va a creer ésa? ¿La gente que lo vio, capaz? (?)
Ella: No es algo para creer o no creer.
Yo: Ponele que no hice llover. Pero se puede hacer llover.
Ella: Es algo imposible.
Yo: No es imposible.
Ella: Bue... Ya hablás pavadas.
Yo: “Como no sabían que era imposible, lo hicieron”, dice una frase.
Ella: Mirá, no voy a discutir. Si querés creer que hiciste llover y te hace feliz, seguí siendo feliz.
Yo: No quiero discutir. ¿Por qué te calentás? Estoy en son de paz.
Ella: No me caliento. Pero ya que pienses que hiciste llover, Jorge… No sé, voy a pensar que te falla... Lamento decírtelo así. No medís lo que estás diciendo. Qué, ¿manejás el clima? No. Y no me salgas con que lo imposible es… Porque creo que…Y, bla, bla, bla.
Yo: Me hacés reír. Me hacés reír porque te calentás y no sé por qué.
Ella: No me caliento. Me asustás.
Yo: Por eso te ponés así, porque te asustás... 
Ella: Me asustás porque si pensás eso estás mal, Jorge.
Yo: ¿Vos pensás que todo lo que pasa en las películas es ciencia ficción? Qué ilusa que sos, ¡eh! 
Ella: No (?).
Yo: Yo no pienso que hago llover. Yo no hago llover. Pero se puede hacer llover, aunque vos creas que es una locura.
Ella: Bueno.
Yo: ¿Creés que se puedan mover cosas con la mente?
Un rato después…
Yo: ¿No me vas a hablar más?
Ella: No.
Yo: ¿Por qué? ¿Te enojaste? No entiendo... Es una boludez enojarse por esto.
Ella: No estoy enojada.
Yo: Pero te molestás.
Ella: Tampoco.
Yo: Bueno, algo te pasa…
Ella: Me parece una boludez lo que decís.
Yo: ¿Por qué te parece una boludez?
Ella: Y, una cosa es tener sueños, tener esperanzas… Pero tampoco vas a creer cualquier cosa.
Yo: Creo cosas que vi. Si me lo contaran hoy, capaz no lo creería...
Ella: Bueno, Jorge, mejor no hablemos más. Vos seguí tu vida, yo la mía…
Yo: Qué feo que me discrimines así por creer en algo que vos no creés.
Ella: Bueno, como digas. Si pensás eso… 
Yo: No se puede hablar con vos, ¡eh! ¿Al menos sabés que se puede hacer llover bombardeando las nubes?
Ella: Suerte.
Yo: ¿Me podés hablar bien? Ya está, no hagas caso a lo que dije, no tiene importancia.
Ella: Dejalo ahí, Jorge.
Yo: Sí, lo dejamos ahí, pero hablame por lo menos.
Ella: Prefiero que no hablemos más. Ya fue.
Yo: ¿Por qué?
Ella: Porque te vas al extremo. Vos seguí tu vida y yo la mía, como siempre.
Yo: ¿Qué es el extremo?
Ella: ¡Ah! ¡Ya está! ¿Sí? Basta.
Yo: Mucha gente que conocés cree que Jesús resucitó y hablás con esa gente. Eso también es técnicamente imposible. Pero como está aceptado socialmente, no pensás que les falla algo.
Ella: ¿Y vos qué sabés?
Yo: Lo sé porque la mayoría de los habitantes argentinos son católicos y en tu vida te debés haber cruzado con muchos… Hasta es probable que hayas ido a un colegio católico.
Ella: ¿Vos qué sabés si yo no pienso que les falla?
Yo: Si pensás que les falla, les hablás igual, porque total le falla a todo el mundo y no es una locura "personal".
Ella: Sí, porque no me cuestionan por no creer como ellos.
Yo: ¡Yo no te cuestioné nada! Vos me estás cuestionando a mí. Me parece que no soy yo al que le falla algo, ¡eh!
Ella: Bueno, Jorge, sí, seguí en tu papel de siempre.
Un rato después...
Ella: La verdad, para mí, ya está. Chau.

Fin

16 comentarios

  1. Un diálogo intenso...bueno, más bien diría, dos monólogos intensos. Besitos!

    P.S: Yo sí creo que una vez hiciste llover ¿por qué no?

    ResponderEliminar
  2. Esta es la clase de gente que dice querer ser diferente, loca, anormal y cuando les hablas te tratan así. Cuantas veces me pasó, hay muy poca tolerancia a la imaginación... Me encanta tu blog, mucha suerte! :) un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que la persona con la que mantuve la conversación diga o quiera ser diferente, loca, anormal... pero concuerdo en que mostró muy baja tolerancia al asunto en cuestión.

      Apropósito, ya que veo que dejaste un enlace a tu cuenta, te comento que desde ahora se puede comentar desde Facebook con la caja de comentarios que figura hacia el final de cada entrada, para facilitarte la tarea.

      Un beso y gracias por dejarme tu opinión.

      Eliminar
  3. jajaj que genial :) claro que se puede hacer llover ( tu canta que si llueve es culpa tuya)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como Juan Baigorri nomás. Mejor no digo nada a ver si todavía me vienen a buscar para encerrarme...

      Saludos.

      Eliminar
  4. Por supuesto que se puede hacer. Todo se puede hacer, hay que encontrar el cómo. Y el cómo lo tienen las personas que creen en que hacer cosas es posible. Creer y querer, es poder.

    Así es como se formó el mundo. Con gente que creía en que se podía hacer.

    Besooooooooooootes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concuerdo plenamente con vos, Eva.

      Creo en eso de que la fe mueve montañas, aunque a veces nuestra mente nos engañe, haciéndonos suponer que es imposible.

      Un beso.

      Eliminar
  5. Qué buena entrada. Eso es lo que yo llamo: el poder de las acciones. Por más que los pensamientos sean negativos, siempre habrá una manera positiva de lograr algo. Éxitos, Jorge.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Renzo. Me alegra que te haya gustado la entrada. Me pareció que podía resultar entretenida y por lo mismo tomé la decisión de publicarla.

      Éxitos para vos también.

      Eliminar
  6. Mirá Jorge, si tu papel de siempre (como dice la mina)es creer en lo imposible para hacerlo posible, seguí adelante, porque lo imposible se hace posible ya desde el momento en que uno cree que se puede hacer.

    La convicción en que se puede ya es un milagro en sí misma en este mundo, así que no la abandones jamás. Y dejá a la mina que siga con la suya, porque no hay que perder ni tiempo ni esperanza con los necios.

    Al mundo lo empujan los que mueven ideas, no los que dicen que no. Para ver que algo es más difícil de lo que se pensaba siempre hay tiempo, pero decir que no desde el vamos es la medianía más cuadrada.

    La idea es lo que enriquece.

    Lehit

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy muy de acuerdo con vos, Gabriel.

      Deduzco que, tal como lo expresás y por conversaciones que mantuvimos anteriormente con la chica en cuestión, a eso se refiere cuando menciona que siga en mi "papel de siempre".

      No podemos ser tan necios de creer que lo que escapa a nuestra comprensión o concepción meramente racional, es imposible desde el vamos. A veces, con ese pensamiento, nosotros mismos hacemos que cualquier cosa, por más pequeña o grande que parezca, sea totalmente inviable.

      Saludos.

      Eliminar
  7. Hola Jorge creo que te ira muy bien como escritor puesto que tienes las ideas claras cuando uno desea algo si le gusta y se lo propone le resulta, gracias por dejarme tus huellas para llegar hasta acá, siento que llegaras a mi blog cuando no estoy muy bien, por cosas del destino me veo en la necesidad de cambiar mi escritura, espero te aya gustado mi blog para que vuelvas a sido un placer leerte y te deseo un buen futuro como escritor, para mi escribir es una salida de descanso para mi alma.

    Un gran abrazo que estés muy bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus buenos deseos, Gladys. Espero que sigamos en contacto.

      Otro abrazo.

      Eliminar
  8. jajajajaja Que maravillosa amiga tienes! Mirá que te tuvo paciencia eh? Es un diálogo comiquísimo por un lado, y por el otro muestra la diversidad de pensamientos. Habla muy bien de ambos...y de lo "pintoresco" que eres!
    Un beso a ambos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé a qué te referís con eso de "pintoresco", Maryta.

      Un beso.

      Eliminar