Los lectores no llegan por arte de magia


Hace años tuve una página bastante popular con la que aprendí algo fundamental: los lectores no llegan por arte de magia: hay que buscarlos, contactarlos, conversar con ellos; hay que ser y, si no se es, hacerse todo un relacionista público. Por lo menos al principio.

No eres nadie para ellos, no te conoce nadie y no tienen forma de saber de ti si no te das a conocer, por más bueno o superdotado que seas. Y por más malo y mediocre también. 

Para revertir la situación deberás tenerlo claro. Bien claro. 

Pero una cosa es que no seas nadie para ellos, que no te conozca nadie y que no tengan forma de saber de ti si no te das a conocer, y otra que creas que no eres nadie, que no te conozcas a ti mismo ni siquiera un poco y que no encuentres la forma de darte a conocer o aún peor, que no te animes a hacerlo. Si es así, ni lo intentes: ya has fracasado. Dedícate a seguir a otros el resto de tu vida, como lo has hecho hasta ahora, y conténtate con ello, porque no sirves para esto. Si crees que lo lograrás, quizá lo logres; pero si no lo crees, tienes la certeza de que no lo harás. Así que, ¿para qué perder tu tiempo y hacérselo perder a los demás? 

Quienes alcanzan los estamentos más altos en cualquier rubro, no lo hacen por tener habilidades extrasensoriales como la de levitar, sino por asumir el valor de subir la escalera peldaño a peldaño, con inteligencia, amor y voluntad en acción. Lo hacen porque saben que nada que valga realmente la pena, se consigue sin esfuerzo. 

La magia de la vida radica en estar vivos. Y con vida, todo lo que nos proponemos lo podemos lograr. Es necesario que no aguardes por lo que quieres; debes ir a buscarlo. Debes atraerlo hacia ti. El día perfecto es hoy. El momento indicado, ahora. No esperes más. Así como todo en la vida, los lectores no llegan por arte de magia. 

6 comentarios

  1. Es como el gran éxito de las redes sociales, no?
    Es increíble como cooperan a la difusión. Más allá de la buena volutad de la gente que entra y lee.

    Lo que si se convierte en una preocupación cada vez más frencuente para m, es el factor tiempo en la vida de la gente. No todos pueden hacerse la media hora, o la hora para ponerse a leer (incluso a mí me cuesta hacerlo a veces)

    Desde ya, palabras muy interesantes las tuyas.
    Estaré pasando más seguido :)

    Saludos,
    Nate

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto lo que planteas, el tiempo escasea. A mí tampoco me alcanza para leer todo lo que quisiera, pero hay un grupito de gente al que visito con frecuencia.

      Por eso yo soy de la idea de tratar de llegar al máximo de personas posibles, porque el público va rotando y, a excepción de algunos lectores que te leen, comentan y visitan a menudo, otros lo hacen de vez en cuando y uno necesita seguir adelante.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Anónimo27.11.12

    Los lectores no llegan por arte de magia y si los abandonas te abandonan. Esto de EXISTIR en Internet requiere de un trabajo constante y de someter al ingenio a continuas pruebas. Desconozco si una vez conseguido el respaldo de una gran editorial puedes sentarte a dedicarte tan sólo a escribir, en mi caso he tenido que ser absolutamente polifacétic@. Publicidad, webmaster, diseño gráfico... a un nivel muy sencillo obviamente. Los escritores noveles empezamos de cero y no tenemos demasiadas opciones. Os deseo a tod@s mucha fuerza y persistencia, al fin y al cabo lo único que importa es no dejar de hacer lo que nos hace felices ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es una gran verdad: si abandonas a tus lectores, te abandonan. Y no creo que nadie pueda sentarse sólo a escribir cuando quiere ser leído... Quizá algunos tengan más tiempo para hacerlo, porque a través de los años se han hecho de un nombre, pero hasta los que están en los más alto hacen un gran trabajo de difusión, y nunca hay como el propio escritor de la obra para darla a conocer.

      Gracias por tu comentario y especialmente por tus palabras finales.

      Saludos.

      Eliminar
  3. Muy cierto. La verdad había renunciado a la idea de que me lean, si bien antes lo hacía, el mantener mi blog con un flujo constante de lectores me toma más tiempo del que tengo. Pero siempre se puede volver a intentar, ¿no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Naty, siempre se puede volver a intentar. No hay que renunciar a los sueños por mucho esfuerzo que haya que invertir para concretarlos.

      Apropósito, intenté visitar tu perfil pero Blogger me dice que no puede mostrarlo. Cuando quieras, si querés, me podés dejar un enlace a tu blog así lo conozco.

      Saludos.

      Eliminar