Julio 2012: un mes agobiante

Comencé julio publicando a diario en mi blog y luego de la primera quincena del mes mi inspiración mermó o discontinué las actualizaciones por la razón que aquí detallo. 


Mis lectores (si es que así los puedo llamar) saben que mi interés principal está enfocado en publicar mi primer libro, pero últimamente no he podido continuar con su escritura.

Una de las principales razones de haber postergado mi sueño temporalmente es que desde hace un par de meses me encuentro haciendo unos arreglos de revoque, enduído, pintura, etc. en mi casa y eso me ha consumido casi todo el tiempo necesario para escribir, además de todo lo que conlleva embarcarse en éste tipo de refacciones: un desorden espeluznante en todo el perímetro de la casa, una cantidad de polvo inimaginable que se reproduce a cada instante como si las partículas fuesen hermafroditas, una incomodidad constante y un desgaste físico, emocional y mental por todo lo mencionado y mucho más...

Por un lado me siento en deuda conmigo mismo por no haber podido seguir escribiendo mi libro de aforismos. Por otro, sé que debo terminar con los arreglos antes que nada, para volver a vivir en un cierto orden, en un sitio libre de polvo, donde pueda sentarme a escribir en paz. 

Por otra parte, el encierro me tiene agobiado. Lo único que quiero por estos días es sentir esa satisfacción inexplicable e intransferible de la obra terminada, de saber que todo eso lo hice con mi esfuerzo y con mis manos, para volver a mi vida cotidiana: entrenar, caminar, escribir, publicar y difundir mi obra literaria. 

La conversación de la discordia

Aquí el fiel exponente de lo que creen de los artistas aquellas personas que piensan que todos tenemos que hacer lo que el mundo, la sociedad o la suciedad dice que tenemos que hacer. 


El 5 de diciembre de 2011 publiqué «Escribir es un trabajo» en JorgeAussel.com. En aquella oportunidad comencé el texto parodiando una breve conversación ficticia con una persona cualquiera, rememorando algunas de las cosas que me habían dicho algunas personas cuando les comentaba que me dedico a escribir o que soy escritor. 

Ayer, una vez más, esa conversación se hizo realidad y recordé almacenarla para dar testimonio de que aquello que expresé en la cuarta reflexión publicada en diciembre de 2011, no es una patraña, un mero invento o una paranoia, sino una historia que se repite en mi vida de tanto en tanto, desde que comencé a escribir asiduamente, hace más de seis años, como seguramente se repita en la vida de todos los artistas no consagrados, e incluso en muchos de aquellos que ya lo están. 

La conversación de la discordia

A las siguientes 9 líneas las precedieron 6 igualmente breves, que sólo datan de cordiales saludos y las ciudades donde vivimos. Para no aburrir a nadie, vamos a ir directamente a lo que nos interesa:

Daniela — 19:26
a que te dedicas ?
Jorge Ángel — 19:27
Soy escritor
Jorge Ángel — 19:27
vos?
Daniela — 19:27
ah :s
Daniela — 19:27
estudio y trabajo
Daniela — 19:27
no estudias nada, no trabjas?
Jorge Ángel — 19:27
escribir es un trabajo
Daniela — 19:28
ah
Jorge Ángel — 19:28
qué estudias?

No, no es que me haya olvidado un fragmento de éste excremento de conversación; es que la charlita concluyó allí, sin más. Danielita desapareció; se desvaneció, así como su cerebro. Y no es que quisiera seguir hablando con semejante tarada; sólo quería comprobar que estudiaba alguna de esas carreras donde la mayoría se siente tan importante como para venir a insinuarte que si escribís no haces nada de tu vida.

Las repercusiones en mis redes sociales

No se los voy a negar: estaba a las puteadas limpias, enojado, angustiado, furioso, triste y con ganas de mandar a la punta del cerro Otto a todos los que no entienden ni el arte ni a los artistas ni a aquellos que estamos dispuestos a dar la vida por lo que amamos.

Inmediatamente publiqué la conversación en Facebook, para descargar tanta bronca y tanta impotencia juntas. En realidad necesitaba encontrar una respuesta de alguien que sintiera como yo, una muestra de apoyo, un «te entiendo y comparto tu pensar y tu sentir» a la distancia. ¡Y vaya que lo encontré! Y no por parte de una sola persona...


El estado que publiqué en Facebook y en Google Plus: 

Una conversación que acabo de tener:
Daniela — 19:26
a que te dedicas?
Jorge Ángel — 19:27
Soy escritor
Jorge Ángel — 19:27
vos?
Daniela — 19:27
ah :s
Daniela — 19:27
estudio y trabajo
Daniela — 19:27
no estudias nada, no trabjas?
Jorge Ángel — 19:27
escribir es un trabajo
Daniela — 19:28
ah
FIN (Porque no me habló más)
Pregunta retórica: ¿Llegaron tarde a la repartición de cerebros o no usar la cabeza está considerado como deporte olímpico?

Réplicas en mi Facebook personal: 

A 25 personas les gusta esto.

Julio Campos Me inclino por lo último ahora esta de moda no usar el cerebro

Jorge Ángel Aussel ¡Qué impotencia! No es la primera vez que me pasa esto...

Julio Campos Tranquilo amigo esto es face nada que ver con nuestras vidas reales , sólo es una semejanza

Angel Ghersi es q vivimos en una sociedad llena de prejuicios jorgito... y por hacer lo q nos gusta y no estar en coordinacion a lo que haria una persona "normal", (entre comillas) pasa eso... se piensan que no hacemos nada, pero esa es la gente mediocre que se piensa que por tener un laburo y estudiar algo, q usualmente se lo inculcaron los padres... se creen mejores personas :P

Jorge Ángel Aussel Esto no me pasó en Facebook, sino en otra red social. Y lo peor es que en la vida es igual... Y si algunos/as no lo dijeron con la boca, lo dijeron con la mirada.

Cecilia Molinaro Es una moda permanente.. (Perdón que me meta, pero la indignación me venció.)

Santiago Forte Cada vez que tengo una conversación como esta siento que Bret Easton Ellis me esta mirando! Amo la literatura y la música, la gente es capaz de pagar 20 pesos una Paso de los Toros pero nunca 1 peso por buen disco ni un buen libro. Amo estas conversaciones son lo más

Jorge Ángel Aussel ‎Angel Ghersi: Adhiero totalmente a tu comentario. Pienso exactamente lo mismo. Pero no deja de darme bronca que haya tanta gente mediocre. Te excluyen de la sociedad por pensar y hacer algo diferente... ¡Cuánta ignorancia, Dios!

Jorge Ángel Aussel ‎Cecilia Molinaro: Gracias por el apoyo. Yo también estoy indignado.

Ana Medina Cada uno con lo suyo, los limitados que sigan con sus ideas, y tu Jorge con tus escritos que ademas lo haces muy bien. Saludos.

Jorge Ángel Aussel ‎Santiago Forte: Lo peor es que se nutren de la música, los escritos, las películas y todo eso que hacen los que para ellos "no hacen nada".

Jorge Ángel Aussel ‎Ana Medina: Gracias, Ana. Tenés razón... Pero en el momento estas cosas me hacen cortocircuito, porque como mencioné anteriormente, no es la primera vez que me pasa...

Yasmin Matuk Al-Malikiyya adhiero a la indignación: escribir es un trabajo ad honorem.

Jorge Ángel Aussel ‎Yasmin Matuk Al-Malikiyya: ¡Gracias!

Cecilia Molinaro Exacto, si vos sos feliz escribiendo no debería ni siquiera importarte lo que digan y/o piensen los demás. Lamentablemente hay gente muy limitada en este mundo. Limitada en el sentido que solamente siguen ciertos preceptos sociales y no se arriesgan por sus verdaderas pasiones.

Santiago Forte Muy cierto, por eso digo siempre que hay que monetizar un poquito el arte (si es la palabra adecuada) para que no lo toman como cualquier cosa y exacto como vos decís, se nutren, bajar gigas y gigas de entretenimiento y después ya satisfechos predican una suerte de Taylorismo Universal, así que llegará el día en que para leer algo grandioso uno tenga que esforzarse y dar algo algo más que critica insensata. Un abrazo a todos

Jorge Ángel Aussel ‎Cecilia Molinaro: No me importa lo que digan en el sentido de que no dejaré de hacer lo que amo por lo que digan. Y me importa porque me siento excluido de alguna forma. Es como que te dicen: "Vos estás allá y yo estoy acá", "Yo soy bueno porque hago lo que el mundo dice que hay que hacer y vos sos un rebelde y un vago inadaptado".

Jorge Ángel Aussel ‎Santiago Forte: ¡Gracias! Estoy 100% de acuerdo.

Matias Dolci Es que escribir no es un trabajo, es un placer. Llamate dichoso por poder dedicarte a eso que te llena el alma y deja que el resto hable!

Jorge Ángel Aussel ‎Matias Dolci: Tenés razón, escribir es un placer... ¡Gracias, Mati!

Juan Otero Es un placer dedicarse a lo que uno ama y lo hace feliz, vos amás lo que hacés y eso se transmite. Eso es lo que realmente importa! El que te salgas de "lo que el mundo dice que hay que hacer" tiene doble valor, puesto que te atreves a desafiar a un sistema que está totalmente viciado y además entregas una dosis de reflexión... en un mundo donde pensar es cada menos atractivo. Sigue adelante!!!

Jorge Ángel Aussel ‎Juan Otero: ¡Gracias Juancito! Valoro mucho tus palabras...

Luisina Aussel Habrá que aprender a convivir con ignorantes que nos quieren meter en la cabeza que hacer lo que a uno realmente le gusta no es trabajar, allá ellos.

Jorge Ángel Aussel ‎Luisina Aussel: Ya me tienen harto.

Luisina Aussel JAJA yo también tengo que lidiar contra esas cosas, pero no me importa, mientras yo esté conforme conmigo misma, el resto que diga lo que quiera.

Lola Mariné Paciencia...


Réplicas en mi Facebook público:

Inma Gómez Horror!!!

Jorge Aussel - Oficial ‎Inma Gómez: ¡Sí, un horror!

Raquel Marquizo Jajajajjajajaj Creo que hoy no es tu mejor día Jorge...

Jorge Aussel - Oficial Parece que no...

Raquel Marquizo ¡Valor!!! Te sera fácil sentirlo, total estás "descansado" :-)


Réplicas en mi Google Plus: 

Constanza Aguirre
Yo creo que conozco a varios campeones olímpicos, lo raro es que todos se llevan el oro simultáneamente y en la misma disciplina o.O jajaja no des bola, escribir es uno de los trabajos más lindos y gratificantes de todos :)

Johnny pacheco
Y una forma de vida! de la que jamas saldría!... yo te iba a preguntar la edad de daniela...pero me acorde de un campeon de estos y el  tenia varias decadas!!!!! osea que la edad no importa.. cosas de este mundo! cosas que todavia existen a estas alturas....pero bueh!!!.... y claro que es un trabajo! y nada facil de paso!!..

Jorge Angel Aussel
La  edad de Daniela es 19 años. Pero sabemos que pasa con gente de todas las edades...

Constanza Aguirre
No creo que sea relativo a la edad aunque sí es cierto que hay una tendencia ; yo tengo 21 años y escribo o intento hacerlo desde los 9 años.. En realidad no como un trabajo, sino más bien como un medio de catársis. E imagino que si tuviera el talento para dedicarme y vivir de eso, lo haría sin dudarlo. Todo lo que converge al arte, considero como los trabajos más placenteros que una persona pueda realizar (:


Una respuesta muy especial

Angel Ghersi durante mucho tiempo fue mi compañero de banco en el colegio y nos llevábamos muy bien. Por esas cosas de la vida, cuando me fui del establecimiento educativo nos distanciamos. Hace un tiempo me envió una solicitud de amistad por Facebook que acepté con gusto y en el día de ayer, a causa del estado que publiqué sobre la conversación que tuve con la susodicha, me envió éste texto anónimo con el cual me siento plenamente identificado, que alguien le escribió a otro alguien en Yahoo! Respuestas y además fue elegido como mejor respuesta

Los artistas son de las personas mas dinámicas y llenas de valor sobre la faz de la Tierra. Tienen que lidiar con mas rechazos en un año que lo que la mayoría de las personas en toda su vida. Cada día se enfrentan al reto financiero de vivir con trabajos temporales, con la falta de respeto de la gente que cree que deben obtener trabajos "reales", y su propio miedo a no volver a trabajar nunca más .... Cada día tienen que ignorar la posibilidad de que esa visión a la que han dedicado toda su vida es un sueño muy lejano. Con cada año que pasa, muchos de ellos miran mientras las demás personas de su edad obtienen los valores de una vida normal -el coche, la familia, la casa, el nido...-
Pero ellos se mantienen aferrados a su sueño sin importar los sacrificios. ¿Por qué? Porque los artistas están dispuestos a dar su vida entera a un momento -a aquella linea, risa, gesto, o a aquella interpretación que le robe el alma al público. Los artistas son seres que han probado el nectar de la vida en ese momento detenido en el tiempo, cuando entregaron su espíritu creativo y tocaron el corazón de alguien mas. En ese instante, estuvieron mas cerca de la magia, Dios y la perfección de lo que nadie jamás puede estar. Y en sus corazones saben que el dedicarse a ese momento vale mil vidas más.

Tú eres

Ya te he dicho que tú eres genial y que tú eres libre. Ahora te diré que más allá de ser genial y libre, tú eres, ante todo y ante todos; ante algo y ante nada. Y nada más y nada menos que eso. 


Shakespeare dijo alguna vez que ser o no ser es la cuestión. Si William se refirió a ser algo, entonces diré que estoy parcialmente de acuerdo con su célebre frase. En cambio, si hizo alusión a ser alguien, no. 

Estoy totalmente convencido de que eres alguien, aunque algunos crean, como lo expresé en «Los títulos y lo que somos», que sin una chapa, un pergamino o algún bien material que hayas obtenido en esta vida, no eres nada.  

Por supuesto que eres, más allá de todo. Eres porque existes, eres porque eres, eres lo que eres, sin ninguna explicación, aunque innumerables personas en el universo se empeñen en esclarecerlo y yo me adhiera a ese grupito irracional de seres supuestamente racionales y ocupados en cuestiones "importantes". Lo que eres no se puede tocar, no se puede ver, no se puede oír ni oler ni degustar: sólo se puede intuir. 

Eres una conciencia, un espíritu, una esencia. Eres y no eres todo eso. Eres algo que no tiene nombre ni tiene explicación. Eres un ser humano y, al mismo tiempo, un ser cósmico que no pertenece a la Tierra. Y eres y tampoco eres todo eso. Eres algo que no cabe en un escrito, porque no tiene forma ni dimensión. 

El modo más sensato de decirte que tú eres, sería sin decirlo, dejando en blanco toda esta absurda elucidación. Pero así como no eres un conjunto de palabras, tampoco eres la ausencia de ellas. No eres vacío ni materia ni nada que pueda reproducir verbalmente ni por escrito. 

Eres algo indefinido, totalmente definido. Eres un ser de luz que brilla gracias a la oscuridad. Eres un ser de oscuridad que hace que otros puedan brillar. Y, finalmente, no eres luz ni oscuridad ni sombra. Eres tú, porque tú eres y ni siquiera . Sólo eres.



«Tú eres» ahora también en audio

Si quieres escuchar la entrada ingresa aquí.

En el día del cumpleaños de mi hermana

En el día del cumpleaños de mi hermana no podía hacer menos que dedicarle una entrada en mi blog...


Hoy es el cumpleaños número 21 de la señorita Luisina Aussel, alias mi hermana, Tuti (es una larga historia), cachetes, etc.

Hace exactamente veintiún años yo apenas tenía dos y estaba viviendo temporalmente en la casa de mis primos, en la ciudad de Dolores, provincia de Buenos Aires, cuando me anunciaron que había venido al mundo mi hermana y me dieron un mono color marrón oscuro que sujetaba una caja de seis crayones Jovi en la mano izquierda, mezcla de peluche y plástico, alegando que era un regalo de mi hermana recién nacida (todo esto me lo acuerdo como si estuviese sucediendo ahora mismo, no me lo contaron).

Dicen que los niños suelen ponerse celosos cuando esperan a un hermanito, pero no fue mi caso. Yo la esperaba con expectativa. Quizá era consciente de que volvería a la Tierra y a mi vida uno de los seres que más amo en éste mundo.  

Desde niño creí que nosotros elegimos a nuestros padres y hermanos. Probablemente, por haber nacido más tarde, mi hermana nos haya elegido a mi padre, a mi madre y a mí, pero no me cabe ninguna duda de que yo también la hubiese elegido si otra hubiese sido la historia. Y aunque a veces tengamos nuestras diferencias, como dice la canción, el amor es más fuerte

Tuti:

Sé que hubieses preferido que te llamara por tu nombre de pila, al menos públicamente, pero para mí siempre vas a ser Tuti y sería antinatural llamarte de otra forma.  

Espero que tengas un hermoso cumpleaños junto a la gente que querés, como deseo que nuestras diferencias nos unan para aprender el uno del otro y que nunca nos dividan, porque siempre vas a ser mi hermana y yo tu hermano, aunque volvamos a enojarnos otras millones de veces y volvamos a hermanarnos antes de que termine el día. 

Quiero que sepas que si vos no hubieses nacido mi vida no hubiese sido ni sería la misma, porque juntos pasamos momentos inolvidables: cuando jugábamos en casa o en la calle con nuestro grupo de amigos, cuando hacíamos las guerras de agua que siempre terminaban con un grito del vecino al que le había caído una bombucha, cuando íbamos juntos a la colonia o a la escuela, cuando mirábamos los programas de Cris Morena o tenías que soportar ver Dragon Ball cada día de tu vida... Esas son sólo algunas de las cosas más simples, más maravillosas y hermosas que guardo en mi ser. 

Siempre lucha por tus sueños y nunca te olvides que muchos días soñamos alguna que otra locura juntos. Si algún día te sentís desamparada, sola, triste o extraviada, acordate de todas esas cosas que sé que también llevas en tu corazón y seguí para adelante, a pesar de todo. 

Feliz cumpleaños, Tuti. Te deseo lo mejor del mundo y más también, porque te amo y porque te lo merecés. 

Entradas publicadas en la semana del 8 al 14 de julio de 2012

Para que no te pierdas ninguno de mis artículos, aquí un resumen de todas las entradas que publiqué en JorgeAussel.com en la semana que comprende del domingo 8 al sábado 14 de julio de 2012. ¿Te lo vas a perder?



Domingo 8 de julio de 2012

Entradas publicadas en la semana del 1 al 7 de julio de 2012

Para que no te pierdas ninguno de mis artículos, aquí un resumen de todas las entradas que publiqué en JorgeAussel.com en la semana que comprende del domingo 1 al sábado 7 de julio de 2012. ¿Te lo vas a perder? Leer más... 


Lunes 9 de julio de 2012

Cinco cosas que aman los lectores

Aunque los escritores también seamos lectores, a veces nos cuesta discernir cuáles son los elementos empleados en un texto que hacen que nos atrape, para emplear las mismas tácticas a la hora de escribir. En esta oportunidad presento cinco cosas que aman los lectores desde mi punto de vista y espero que las disfrutes tanto como me divertí al escribirlas. Leer más...


Martes 10 de julio de 2012

Desde el presente, nuestro futuro 

El 18 de octubre de 2007, a los 18 años de edad, escribí mi primer poema, titulado: «Desde el presente, nuestro futuro». Casi cinco años después lo publico por primera vez, con el agrado de que sea en JorgeAussel.com. Desde entonces considero que he avanzado mucho, y, espero, sepas comprender que fue el primero y valores el mensaje por sobre todas las cosas. Leer más...


Jueves 12 de julio de 2012

Entrégale tu luz al mundo y tu mundo brillará

Nelson Rolihlahla Mandela fue el primer presidente de Sudáfrica en ser elegido por medios democráticos bajo sufragio universal. En esta ocasión quiero recordar y compartir uno de sus más brillantes pensamientos y una modesta reflexión al respecto. Leer más...


Viernes 13 de julio de 2012

Una sociedad tapada por la suciedad

“La basura que se barre no deja de ser basura. Y aunque por el aire suba, basura será en el aire.” (Refrán) Leer más...


Sábado 14 de julio de 2012

La importancia de responder los comentarios del blog

Una vez que dejamos de esperar que lleguen los lectores y salimos a navegar por Internet y plasmar nuestra huella por tanto sitio nos sea posible, llegan algunos comentarios que, usualmente, nos animan a seguir adelante con nuestro intento de proyecto. En esta oportunidad me referiré a la importancia de responder los comentarios del blog y por qué y para qué es tan necesario hacerlo. Leer más...

La importancia de responder los comentarios del blog

Una vez que dejamos de esperar que lleguen los lectores y salimos a navegar por Internet y plasmar nuestra huella por tanto sitio nos sea posible, llegan algunos comentarios que, usualmente, nos animan a seguir adelante con nuestro intento de proyecto. En esta oportunidad me referiré a la importancia de responder los comentarios del blog y por qué y para qué es tan necesario hacerlo.


Cuando alguien comenta en un sitio, además de hacerlo porque se ve motivado, lo hace con una finalidad específica: recibir aunque sea una breve respuesta que le confirme y le envíe la señal de que así como se ha tomado el tiempo necesario para leer el artículo o parte de él, también alguien le ha leído y se ha interesado por su valiosa opinión. 

Un comentario significa el inicio de una breve conversación, donde nosotros lanzamos un tema abierto a un público indefinido y luego ese público se manifiesta individualmente, en personas que esperan ser tratadas como seres humanos y no como máquinas sin sentimientos, porque así como nosotros no lo somos, ellos tampoco lo son. 

Muchos bloggers no prestan ni mínima atención a éste detalle tan notable y dilapidan comentaristas por doquier, los cuales se sienten ignorados y frustrados porque no hemos continuado esa necesaria retroalimentación que le otorga vida al blog. Debemos ser conscientes de que el público lee páginas pero no lee a páginas, sino a personas. Y, por tanto, espera una muestra de humanidad, para asegurarse que existe un ser sensible del otro lado de la pantalla y no un robot que sólo espera tener más seguidores para hacer algún negocio a corto, mediano o largo plazo, sin importarle un cuerno de ellos. 

A veces es difícil tomarse el tiempo para responder cada uno de los comentarios, pero tengo por seguro que gran parte de los comentaristas lo valoran y agradecen.

Conectar con los lectores y/o visitantes es una tarea esforzada, pero la recompensa de sus muestras de afecto, cariño, respeto, no tiene precio alguno. Porque eso, por mucha publicidad que le hagamos a nuestros sitios, no podemos comprarlo con el dinero del mundo. Sólo podemos ganarlo con amor hacia lo que hacemos, porque ese amor tarde o temprano será percibido por aquellos que siguen nuestra huella y nos lo darán multiplicado

Una sociedad tapada por la suciedad

“La basura que se barre no deja de ser basura. Y aunque por el aire suba, basura será en el aire.” (Refrán)


Vivo en una sociedad que está cubierta por la suciedad, donde parece que lo que está bien está mal y lo que está mal está bien; donde la mentira es la verdad y la verdad una mentira más. Una sociedad que no pretende que seamos seres libres que piensen, razonen, sientan y amen lo que piensan y razonan y sienten y aman, sino lo que ella dispone, lo que a ella le conviene para su propio beneficio y absurda existencia.  

Cuando nací la sociedad estaba inventada y la suciedad ya la tapaba. Y, sin embargo, soy tan responsable como tú de barrerla y limpiarla para que vuelva a brillar. No es que crea que pueda o vaya a cambiar al mundo; creo que puedo encenderme para alumbrar, despertarme para despertar, ser para ser y no ser uno más. 

Estamos todos ocupados en aportar a una mentira que todo lo que nos reditúa es alejarnos cada vez un poco más de nuestra esencia y la verdad de la existencia. Esta sociedad no quiere personas, quiere robots. Y para fabricarlos utiliza materia prima de cuarta calidad: el miedo, la culpa, la falacia, la represión y un sinfín de chatarras más.  

Yo no quiero ser un robot. Yo no quiero ser moldeado ni manipulado. No quiero hacer lo que dicen que hay que hacer o ser, sólo porque dicen que hay que hacerlo y serlo. Quiero hacer y ser lo que dice mi corazón, mi intuición, mi mente, mi ser, porque quiero ser, porque yo soy. 

Pero la suciedad se empeña en empañar lo que somos y apañar la mentira porque lo contrario sería catastrófico para ella: significaría el fin de su presencia en la Tierra. Y te preguntarás: ¿a la sociedad no la hacemos nosotros? Sí. Nosotros o algunos de nosotros somos la suciedad de la sociedad. Y sobre todo quienes ocupan cargos relevantes, donde tienen el poder de dirigir a las personas y en cambio lo utilizan para mandarlas y adoctrinarlas. 

Si no nos limpiamos, si no nos reciclamos, si no empezamos a decir la verdad, a dejarnos y dejar ser, a lustrarnos para volver a brillar y refractar esa luz para alumbrar al prójimo, todo seguirá siendo una mugre. 

Vivimos en una mentira que creamos para creerla y acabamos desconfiando de todo y de todos los demás. Vivimos preguntándonos: ¿Vivimos? Y vivimos sobreviviendo. Y vivimos muriendo, con la esperanza de algún día renacer…



«Una sociedad tapada por la suciedad» ahora también en audio

Si quieres escuchar la entrada ingresa aquí.

Entrégale tu luz al mundo y tu mundo brillará

Nelson Rolihlahla Mandela fue el primer presidente de Sudáfrica en ser elegido por medios democráticos bajo sufragio universal. En esta ocasión quiero recordar y compartir uno de sus más brillantes pensamientos y una modesta reflexión al respecto. 


Nelson Mandela expresó: 
Nuestro miedo más profundo no es que seamos inadecuados. Nuestro miedo más profundo es que seamos poderosos más allá de cualquier medida. Es nuestra luz, no nuestra oscuridad lo que más nos asusta. Nos preguntamos: ¿quién soy yo para ser brillante, magnífico, talentoso, fabuloso? La pregunta relevante sin embargo es: ¿quién eres para no serlo? Eres hijo de Dios. Tu pequeñez no le sirve al mundo. Todos podemos brillar, como lo hacen los niños. Nacimos para hacer manifestar la gloria de Dios que está entre nosotros. La misma no se otorga solamente a algunos de nosotros, sino que está en todos. Y, mientras que dejemos que nuestra propia luz brille, inconscientemente le damos permiso a otra gente a hacer lo mismo. Del mismo modo en que fuimos liberados de nuestro propio miedo, nuestra presencia libera automáticamente otros.

Momento de reflexión

La historia la puedes encontrar en cualquier sitio, pero antes de comenzar debo asentar que Nelson Mandela pasó 27 años en la cárcel, aunque inicialmente había sido condenado a cadena perpetua acusado de sabotaje, por luchar a favor de los derechos y la libertad de la ciudadanía negra, como líder del brazo armado del Congreso Nacional Africano. 

Tras ser liberado, el 11 de febrero de 1990, Mandela lideró pacíficamente a su partido en las negociaciones para obtener una democracia multirracial en Sudáfrica. Y en la cárcel quedaron encerrados y, paradójicamente liberados, el odio que pudo haber sentido alguna vez, los rencores por el maltrato sufrido en prisión y cualquier hipotético deseo de venganza. Nelson Mandela transmutó la violencia en paz, la venganza en justicia, el odio en amor y el flagelo que se le instigó, en perdón. Un ejemplo de humanidad, valor, valores, tolerancia, amor incondicional...

En su pensamiento, Nelson Mandela nos incita a brillar en la vida, a ser nosotros mismos, a ser. Porque al mundo no le sirve que estemos dormidos, sino que soñemos y vayamos más allá de nuestros límites y los que nos quieran imponer, trabajando para alcanzarlos y superarnos cada día. Al mundo le sirve que seamos libres, porque nadie puede ser sin libertad. 

Sólo tú sabes y decides lo que quieres ser y hacer. Nadie más. Porque tú eres libre, porque tú eres genial, porque tú creas tu realidad; porque así como los sueños nacieron para soñarlos, tú naciste para soñar, y, soñando, despertar. Has venido al planeta para amarte y para amar a los demás, que son una extensión de lo que eres, moviéndose, viviendo y existiendo en otro cuerpo. Porque tú eres como un faro que, encendido, tiene el poder de iluminar a los demás. Por eso, entrégale tu luz al mundo y tu mundo brillará. 

Desde el presente, nuestro futuro

El 18 de octubre de 2007, a los 18 años de edad, escribí mi primer poema, titulado: «Desde el presente, nuestro futuro». Casi cinco años después lo publico por primera vez, con el agrado de que sea en JorgeAussel.com. Desde entonces considero que he avanzado mucho, y, espero, sepas comprender que fue el primero y valores el mensaje por sobre todas las cosas. 


La vida ahora vive y se expande el amor,
abrimos las puertas del corazón.
El sol nos alumbra en el día de hoy
y en todos nosotros se ve el resplandor.

La vida se acerca y termina el dolor,
la luz ahora brilla y tiene color;
se apaga el silencio y sentimos la paz
y todos vibramos como humanidad.

Desde ahora unidos vamos a luchar,
seremos uno solo y nada nos vencerá;
habrá tanta gente brindando sus manos
que sería algo difícil de imaginarnos.

El sueño se acerca de un mundo mejor,
desde su alma los niños ofrecen amor:
guerreros de luz que traen la paz
a un mundo perdido que volverá a resucitar.

El tiempo se acelera, ya no hay vuelta para atrás,
hay una misión que debemos lograr,
de volcar en este mundo lo que alguna vez soñamos,
de vivir todos unidos trabajando como hermanos.

Despertaremos de una horrible pesadilla
para vivir un nuevo sueño que nos saque una sonrisa;
con los ojos bien abiertos dejaremos de mirar…
podremos ver realmente desde otra realidad.

Jorge Ángel Aussel
18 de octubre de 2007

Cinco cosas que aman los lectores

Aunque los escritores también seamos lectores, a veces nos cuesta discernir cuáles son los elementos empleados en un texto que hacen que nos atrape, para emplear las mismas tácticas a la hora de escribir. En esta oportunidad presento cinco cosas que aman los lectores desde mi punto de vista y espero que las disfrutes tanto como me divertí al escribirlas. 


Entretenerse

A no ser por necesidad (de aprobar las materias del colegio o la universidad porque el hijo de su madre del profesor un poco más pela la escopeta de Terminator para obligarte), ninguna persona lee para aburrirse (aunque la teoría se derrumba en el instante en que me leen a mí y nadie le halla explicación). 

Cuando elegimos el material que vamos a leer, procuramos obtener algo a cambio: entretenimiento, conocimiento, discernimiento (seguro que ahora aparece algún curita sanador, exorcista, delirante hablando de los supuestos mensajes subliminales de Jorge Aussel porque todo lo que escribió en una oración acababa con miento). Si no lo adquirimos desde un principio (nos preguntamos retóricamente por qué no habrán quemado esa porquería de libro en El día después de mañana para que no llegara a las manos de nadie más), simplemente no lo leemos (a no ser que el profesor aparezca otra vez en la escena con sus gafas de sol, la chaqueta de cuero, la cara de asesino serial y la Ithaca 37 de un amigo policía). 

La ironía

Según el diccionario: 1. Burla fina (si la cortas por la mitad) y disimulada (si te haces el distraído, por no decir el pelotudo). 2. Tono burlón con que se dice (será burlón o lo que quiera la Academia, pero nadie negará que es verdadero). 3. Figura retórica que consiste en dar a entender lo contrario de lo que se dice (el diccionario se equivoca porque todo lo que exhibe coincide con lo que vengo escribiendo entre paréntesis desde el inicio del escrito y nunca en mi vida usaría la ironía para atraer más lectores). 

Ser sorprendidos

Los lectores aman sobre todas las cosas (acabo de plagiar parte de las palabras utilizadas en el primer mandamiento de los católicos) que los escritores los sorprendan (quedaba mejor que decir que los engañen), los agarren desprevenidos (elimina esos pensamientos sexuales y concupiscentes de tu mente) y los conduzcan hacia un sitio donde nunca se hubiesen imaginado que los iban a transportar (no es una metáfora de acabar en un albergue transitorio, aunque si fuese con una lectora interesante, por no decir que estuviese buena, por no decir que le daríamos… una cita). 

Sentir que ellos también podrían haberlo escrito

Todo lector en algún momento sueña, aunque sea fugazmente, con escribir (lamentablemente algunos terminan haciéndolo, cuando como escritores son buenos lectores, como podría ser mi caso y todavía no haberme enterado). El lector lee ese cúmulo de palabras plasmado por el escritor y piensa y cree y se convence de que él también podría haberlo escrito (y a veces no se equivoca, aunque para un escritor reconocerlo sea como que salte la térmica de la luz cuando se encuentra a seis segundos exactos de darle a guardar en el ordenador a la obra cumbre que le haría prestigioso, millonario o ambas cosas).

La brevedad

A gran parte de los lectores les gusta leer mucho (mirar tele, ver películas, comer palomitas de maíz y rascarse el higo), de a poco (claro, despacito, porque sino les duele… la cabeza). Si les das todo de una estocada (el texto, mentes retorcidas), terminan abrumados y es probable que lo abandonen antes de acabar (¡el texto!, ¡el texto!, ¿cuántas veces lo tengo que repetir? ¡El texto! Supongo que no entienden porque la palabra texto se parece a sexo).  He aquí la importancia de ser conciso al escribir (ya que estoy le hago promoción a otra de mis entradas aunque quede más desencajado que El Increíble Hulk cuando se enoja). 


¿Y tú qué cosas crees que aman los lectores además de entretenerse, la ironía, ser sorprendidos, sentir que ellos también podrían haberlo escrito, la brevedad y, por supuesto, a mí? (no te rías, hablo en serio) 

Entradas publicadas en la semana del 1 al 7 de julio de 2012

Para que no te pierdas ninguno de mis artículos, aquí un resumen de todas las entradas que publiqué en JorgeAussel.com en la semana que comprende del domingo 1 al sábado 7 de julio de 2012. ¿Te lo vas a perder?


Lunes 2 de junio de 2012

El mundo necesita gente que ame lo que hace

Cuando amamos lo que hacemos, nos esmeramos por hacerlo bien. Por eso el mundo necesita gente que ame lo que hace. Porque si todos amásemos lo que hacemos, el número de negligencias e incidentes se reduciría al mínimo e inevitable error humano. Porque si todos hiciésemos lo que amamos, la felicidad no sería ese objetivo inalcanzable sino una constante intermitente, pero nunca inexistente, en nuestras vidas. Leer más… 


Martes 3  de junio de 2012

Nadie puede cambiar a nadie

¿Puede alguien cambiar a una persona que no pretende cambiar? ¿Puede alguien imponer su voluntad por sobre la de otros, de manera duradera y permanente? ¿Es correcto creernos amos de la verdad absoluta que debe ser creída, aceptada y profesada por todos los demás? Leer más… 


Miércoles 4  de junio de 2012

Exponer nuestra verdad no es lo mismo que imponerla

¡No te  asustes por la extensión del texto! Está dividido en introducción, nudo y desenlace, y, aunque no cumpla con los porcentajes de tamaño que algunos señalan que deberían respetarse sin excepción en cada parte, creo que realmente vale la pena leerlo. Quizá disientas conmigo, pero probablemente te hará reflexionar y puedas sacarle provecho a las palabras que lo conforman. Leer más… 


Jueves 5  de junio de 2012

El mundo está en manos de quienes tienen el coraje de soñar y de correr el riesgo de vivir sus sueños - Paulo Coelho - Video motivacional

Un video animado que nos motiva a no rendirnos jamás, a no desistir cuando las cosas no salen como queremos, a tener el valor de enfrentarnos a realidades desconocidas, a cumplir nuestros sueños, a volver a intentarlo una y otra y otra vez más… Leer más…  


Viernes 6  de junio de 2012

Quien crea nuestra realidad

Suponemos que la realidad es una sola: inamovible, inalterable y que depende de un conjunto de circunstancias externas y ajenas a nuestra persona. ¿Qué pensaríamos si nos percatásemos de que nuestra realidad la creamos nosotros? ¿Cómo actuaríamos? ¿Podríamos quejarnos de las cosas negativas que suceden en nuestras vidas o nos haríamos totalmente responsables de ellas, por ser nuestra creación mental? Veamos… Leer más… 


Sábado 7  de junio de 2012

La cobardía detrás de la agresión gratuita

La vida se encuentra atestada de agresores. Y el mundo virtual, que en la actualidad es parte de nuestra vida cotidiana, no se halla exento de esos peculiares entes que pareciera que no tienen nada mejor que hacer que molestar a quienes intentan realizar su trabajo de manera positiva y productiva. Los indeseables de siempre volvieron a atacar, con la soberbia que los caracteriza. Y una vez más permitieron entrever la cobardía detrás de la agresión gratuita. Leer más… 

De vez en mes la estupidez: convocan marcha mundial contra Ricardo Arjona

La noticia es vox pópuli desde que las redes sociales y los distintos medios de comunicación masiva la han propagado: convocan marcha mundial contra Ricardo Arjona y Albert Einstein ratifica una vez más desde su tumba que la estupidez humana es infinita. Leer más…

De vez en mes la estupidez: convocan marcha mundial contra Ricardo Arjona

La noticia es vox pópuli desde que las redes sociales y los distintos medios de comunicación masiva la han propagado: convocan marcha mundial contra Ricardo Arjona y Albert Einstein ratifica una vez más desde su tumba que la estupidez humana es infinita. 


La marcha mundial contra el cantautor guatemalteco Ricardo Arjona (por cosas como estas el hombre está buscando otros planetas donde poder vivir), precedida por el lema «No más poesía falsa» (quiero convocar una de la que el eslogan sea: «No más boludeces en el mundo, por favor»), ha sido convocada para el 4 de septiembre de 2012 a las 12:00 p.m. en las principales plazas de las ciudades del mundo (justo para el 4 de septiembre había hecho otros planes, una lástima).

El autor intelectual de la iniciativa sería un tal René Franco (que se tomó demasiado en serio su apellido) de un famoso programa radial de origen mexicano denominado «La Taquilla», emitido por radio Fórmula (me pregunto si le habrán puesto ese nombre por haber hallado la fórmula de la pelotudez...). 

Al parecer, en un principio la convocatoria no era más que una parodia de la marcha mundial contra el presidente venezolano Hugo Chávez, pero el delicado hilo que divide a la broma de la realidad (se tensó hasta cortarse, afectando de un latigazo las neuronas de gran parte de los detractores de Richard) hizo que finalmente las personas dispusieran reunirse el cuarto día del noveno mes del año para ver si lo pueden abatir (salvando los tímpanos de todos los seres que residen en la Vía Láctea, habría manifestado uno de los representantes de la convocatoria). 

Vamos aclarando el panorama

La Madre Teresa de Calcuta (no es de sabios citar a Ricardo Arjona y todos lo saben) decía: "No me inviten a una marcha en contra de la guerra; si es a favor de la paz, entonces iré". Y esta frase me hace pensar en (que no podés ser tan idiota de convocar una marcha contra Ricardo Arjona) lo absurdo e insignificante de estar en contra de algo o alguien.

Estar en contra de cualquier cosa o persona no hace más que potenciarla. En cambio, si dirigimos nuestras fuerzas hacia aquello en lo que creemos y estamos a favor, sin tratar de destruir ni disminuir a nadie ni nada, lo que deba caer caerá, hundiéndose por su propio peso (a los que asistirán a la marcha les comento que no se preocupen porque no corren ningún riesgo de ahogamiento: sus ideas no deben pesar demasiado; igual que sus cerebros).

Más allá de que nos guste o no la poesía de Ricardo Arjona, creo que existen conflictos realmente importantes en el mundo como para crear una marcha contra una persona que no le hace mal a nadie: compone, canta sus canciones, vende discos, realiza recitales, brinda notas, etcétera.

Si la manifestación fuese contra un dictador, la injusticia, el genocidio, el abuso de poder... comprendería. Pero este hecho patético y sin precedentes, sinceramente, sólo me hace pensar en que de vez en mes la estupidez se apodera del inconsciente colectivo y todos los mediocres se amontonan como hienas para atacar y destruir a una persona exitosa, por envidia, intolerancia, odio, pues al mirarse en ese espejo se comparan y se sienten inferiores. Y su actitud, mal que les pese, no hace más que demostrarles que lo son. 

La cobardía detrás de la agresión gratuita

La vida se encuentra atestada de agresores. Y el mundo virtual, que en la actualidad es parte de nuestra vida cotidiana, no se halla exento de esos peculiares entes que pareciera que no tienen nada mejor que hacer que molestar a quienes intentan realizar su trabajo de manera positiva y productiva. Los indeseables de siempre volvieron a atacar, con la soberbia que los caracteriza. Y una vez más permitieron entrever la cobardía detrás de la agresión gratuita. 


Acometer contra todo aquel que sin perjudicar a nadie vuelca los pilares esenciales de su pensamiento en palabras que ocasionalmente alcanzan a un público masivo, es una suerte de moneda corriente en la red. Y los más perjudicados solemos ser los que exponemos nuestras ideas, por quedar igualmente expuestos a través de la transmisión de las mismas: bloggers, foristas, formadores de opinión en todas las ramas, administradores de distintos sitios web, etc.

La entrada «Quien crea la realidad» del «momento de reflexión» originó algunas repercusiones positivas y otras negativas, aunque debo reconocer que las adversas simbolizaron un porcentaje muchísimo menor al de las favorables, como suele suceder. Principalmente en Facebook, donde unos pusieron que les gustaba o dieron su punto de vista al respecto y otros, que se notaba que no comprendieron ni media palabra de todas las que escribí, salieron con los tapones de punta a fracturarme.

De dos de esas personas, si así las puedo denominar, pues ambas desposeían una imagen de perfil que expusiera sus caras, quiero compartir los comentarios que realizaron y las réplicas que efectué. Ofrezco unas sinceras disculpas por la pésima ortografía (sobre todo de los indeseables) pero no he querido alterar siquiera un acento de los mensajes originales, a excepción de sus nombres:  

Conversación con Anónimo I

Anónimo I: de cual fumas compa debes de dejar el idelismi eso hace daño 

Jorge Ángel Aussel: Ya decía Einstein que había dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana y que del Universo no estaba seguro... 

Anónimo I: compa dijo el universo es finito y como filosofo se moria de hambre igual que tu 

Jorge Ángel Aussel: Yo no soy filósofo, soy escritor. Y puede que me muera de hambre como filósofo, pero vos como crítico dejas bastante que desear. Siquiera tenés otro argumento que preguntarle al otro de cuál fuma. Hacete cargo de tus problemas que yo me hago cargo de los míos. Y fumar no es uno de ellos.

Conversación con Anónimo II

Anónimo II: pensé que ibas a hablar de literatura y terminaste hablando como mi abuela. "si no tenés plata te jorobas, vos te la buscaste"
Anónimo II: ‎"Nosotros decidimos venir al planeta, quedarnos, irnos, actuar o no actuar, como podríamos haber decidido no venir." después de tirar ese "párrafo" seguís con absoluta impunidad.

Jorge Ángel Aussel: ¿Cuál es tu problema?

Anónimo II: ‎"Una decisión tomada o no tomada induce a una acción o inacción, aunque la decisión sea no accionar. Incluso no decidir es tomar una decisión y no accionar es accionar. " y acá te imagino apoyandote en el respaldo de la silla giratoria y haciendo una expresión como: "OOOH, soy Sartre, papá"
Anónimo II: ‎"Como en un juego de ajedrez, tenemos el poder de decidir y de accionar acorde a nuestra elección, pero la reacción siempre depende del otro jugador. Si ganamos, somos responsables. Si perdemos, también. Si echamos el tablero por la borda, perdemos la partida y la posibilidad de jugar y de aprender en y del juego. " ahora, pasame esta metafora a un hecho concreto de la vida. por favor. ejercicio de taller, chiquilín.

Jorge Ángel Aussel: Los problemas con tu abuela deberías resolverlos con ella; no puedo hacerme responsable de tus inconvenientes personales. Lamentablemente no podemos intercambiar opiniones como dos personas civilizadas porque tu actitud sólo demuestra una magnánima soberbia y un escasísimo interés por conocer cuál es realmente mi sentir o mi pensar con respecto a lo que expones. Sólo anhelas tener la razón, por el sólo hecho de tenerla. Nada más que esa nimiedad, tan absurda como tu agresión gratuita. Querés elevarte por encima de mí y del resto de los integrantes del grupo por medio de la crítica malintencionada y utilizando epítetos que están totalmente fuera de término. No soy menor de edad y, aunque lo fuera, no soy tu hijo ni tu pariente ni tu amigo, por lo mismo te pido, asumas una actitud de respeto y tengas la gentileza de desistir al inadmisible impulso de adjudicarme sobrenombres ofensivos. Y, por cierto, no tengo silla giratoria. Y te diré que, en caso de que aún no la poseas, te vendría bien adquirir una, que sea ejecutiva, robusta, acolchada, por supuesto, así podés canalizar tus ínfulas de gerente de banco, oficinista, o pelele detrás de un escritorio que se cree superior a todos los demás seres humanos del planeta por instaurar una barrera entre las partes. Y si ya tenés tu silla giratoria, no me queda más que hacerte arribar mis felicitaciones por haber hallado una herramienta para cumplir tu misión y objetivo vital en esta vida: molestar a las personas que intentan hacer algo productivo.

A los indeseables

Gracias. Han sido fuente de inspiración para alimentar mi blog una vez más. Molesten, que así como se puede convertir la energía positiva en negativa, cosa que ustedes saben hacer bien, del mismo modo se puede transmutar el brío negativo en positivo.

Preguntas abiertas

¿Existirá alguna forma de librarnos de los indeseables de siempre, que no sea utilizando sus mismas estrategias? ¿Por qué estas personas parecen empeñadas en molestar a las demás? ¿Será que por no tener una vida propia se ocupan en demasía de las de los otros seres? ¿Será envidia, odio, bronca, resentimiento, desamor? ¿Para qué lo harán? ¿Tú lo sabes? Yo no lo sé. Y a no ser que seas uno/a de los/as susodichos/as, me encantaría conocer tu parecer. 

Te invito a que te expreses libremente dejándome tu comentario, que trataré de responder en breve. 

Quien crea nuestra realidad

Suponemos que la realidad es una sola: inamovible, inalterable y que depende de un conjunto de circunstancias externas y ajenas a nuestra persona. ¿Qué pensaríamos si nos percatásemos de que nuestra realidad la creamos nosotros? ¿Cómo actuaríamos? ¿Podríamos quejarnos de las cosas negativas que suceden en nuestras vidas o nos haríamos totalmente responsables de ellas, por ser nuestra creación mental? Veamos… 


Cuando la ventura acaricia la puerta de una persona, en ocasiones lo adjudicamos a la buena suerte. Y si la adversidad derriba su puerta, su voluntad o su vida entera, a la mala suerte. ¿Será la buena suerte responsable de los hechos gloriosos que nos ocurren o será que nuestros pensamientos positivos van creando la realidad que nos circunda? ¿Será la mala suerte responsable de las cosas negativas o será que debemos invertir los polos magnéticos de nuestro ser para transformar nuestra realidad? 

Creemos que el diablo es culpable de nuestras desgracias y Dios el responsable supremo de nuestra bonanza, pero una vez más diré: ¡Al diablo con echar culpas al diablo!. Ni Dios ni el diablo ni zutano ni mengano ni fulano son responsables de los acontecimientos desencadenados en nuestras vidas: somos nosotros. No otros: nosotros y nadie ni nada más.

Nuestras decisiones

Como indiqué en el Desenlace de Exponer nuestra verdad no es lo mismo que imponerla, dependemos de nuestras decisiones. Y nuestras decisiones son las que conforman nuestra realidad. Nosotros decidimos venir al planeta, quedarnos, irnos, actuar o no actuar, como podríamos haber decidido no venir.

Una decisión tomada o no tomada induce a una acción o inacción, aunque la decisión sea no accionar. Incluso no decidir es tomar una decisión y no accionar es accionar. Y toda acción e inacción provoca una reacción.

Como en un juego de ajedrez, tenemos el poder de decidir y de accionar acorde a nuestra elección, pero la reacción siempre depende del otro jugador. Si ganamos, somos responsables. Si perdemos, también. Si echamos el tablero por la borda, perdemos la partida y la posibilidad de jugar y de aprender en y del juego.

Si no jugamos el juego de la vida, no aprenderemos. Si no aprendemos, volveremos. Si volvemos, tornaremos a pasar por las mismas cosas una y otra vez. Si repetimos las mismas cosas, no avanzaremos. Si no avanzamos, nos estancaremos...

La realidad la creamos nosotros, con nuestras decisiones, indecisiones, elecciones, acciones, inacciones, reacciones... Y podemos darle mil vueltas, que por más giros que le demos, estamos creando nuestra realidad en éste preciso momento.  

El mundo está en manos de quienes tienen el coraje de soñar y de correr el riesgo de vivir sus sueños - Paulo Coelho - Video motivacional

Un video animado que nos motiva a no rendirnos jamás, a no desistir cuando las cosas no salen como queremos, a tener el valor de enfrentarnos a realidades desconocidas, a cumplir nuestros sueños, a volver a intentarlo una y otra y otra vez más…




Transcripción del mensaje que aparece en el video:

Cuando alguien evoluciona también evoluciona todo a su alrededor. Cuando tratamos de ser mejores de lo que somos todo a nuestro alrededor también se vuelve mejor. Eres libre para elegir, para tomar decisiones, aunque sólo tú las entiendas. Toma tus decisiones con coraje, desprendimiento y, a veces, con una cierta dosis de locura. Solo entenderemos la vida y el Universo cuando no busquemos explicaciones. Entonces todo queda claro. Aprender algo significa entrar en contacto con un mundo nuevo. En donde las cosas más simples son las más extraordinarias. Atrévete a cambiar. Desafíate. No temas a los retos. Insiste una y otra, y otra vez. Recuenda que sin Fe se puede perder una batalla que ya parecía ganada. No te des por vencido. Acuérdate de saber siempre lo que quieres. Y empieza de nuevo. El secreto está en no tener miedo de equivocarnos y de saber que es necesario ser humilde para aprender. Ten paciencia para encontrar el momento exacto y congratúlate de tus logros. Y si esto no fuera suficiente, analiza las causas e inténtalo con más fuerza. El mundo está en manos de quienes tienen el coraje de soñar y de correr el riesgo de vivir sus sueños. 

Paulo Coelho

Exponer nuestra verdad no es lo mismo que imponerla

¡No te  asustes por la extensión del texto! Está dividido en introducción, nudo y desenlace, y, aunque no cumpla con los porcentajes de tamaño que algunos señalan que deberían respetarse sin excepción en cada parte, creo que realmente vale la pena leerlo. Quizá disientas conmigo, pero probablemente te hará reflexionar y puedas sacarle provecho a las palabras que lo conforman. 


Introducción

En una entrada previa hice referencia a que nadie puede cambiar a nadie, excepto a sí mismo. Como la experiencia en la creación de entradas del blog me obliga a ser escueto, y poseo conciencia sobre la importancia de ser conciso al escribir, en ocasiones me veo obligado a poner el foco de atención exclusivamente en el tema que me concierne, ateniéndome al título con el cual decidí nombrarla, sin desviarme hacia sus ramificaciones. 

A menudo, al seleccionar la información que entregaré al lector debo suprimir grandes cantidades de texto para que prime lo que a mi modo de entender podría ser más relevante. Y esa puede ser la diferencia trascendental entre ganar un asiduo lector o un permanente desertor.

Por los motivos antedichos, cuando escribí sobre que nadie puede cambiar a nadie, algunos detalles que podrían considerarse destacados, tuvieron que ser relegados para otro momento, y en esta oportunidad otorgan  vía libre al texto que nos atañe. 

Nudo

Quería escribir una entrada que expusiera el tema en cuestión, pero todavía no sabía cómo iba a encararla. En el ínterin, un miembro de uno de los grupos de Facebook al cual estoy adherido, hizo un comentario en el enlace que compartí sobre la entrada «Nadie puede cambiar a nadie», al respecto de las preguntas que había formulado a modo de preámbulo de las palabras que la sucederían:

¿Puede alguien cambiar a una persona que no pretende cambiar? ¿Puede alguien imponer su voluntad por sobre la de otros, de manera duradera y permanente? ¿Es correcto creernos amos de la verdad absoluta que debe ser creída, aceptada y profesada por todos los demás

Renata Isadora: es dificil dar opinion,, cuando hasta decir y hacer esas preguntas,, ya intentamos cambiar a los demas,, detras de esa protesta hay una dictadura,, pero es verdad,, nadie puede cambiar a nadie,,

Jorge Ángel Aussel: Exponer no es imponer, Renata. Saludos.

Renata Isadora: en una manera si,, tratamos de dar nuestro punto de vista,,para que? para que otros sepan como pensamos,, o dime tu,,, es como las preguntas que planteas,,,, a veces todo tiene su doble intencion

Jorge Ángel Aussel: Tratamos de dar nuestro punto de vista para que otros lo tomen o lo dejen. Porque creemos que nuestros puntos de vista son importantes y otros podrían beneficiarse de ellos. La dictadura sería obligarte de alguna forma a creer en lo que expongo, entonces estaría imponiéndotelo. Así sólo lo estoy exponiendo y vos tenés total autonomía de creerlo, dejarlo, olvidarlo o sacarle provecho a lo que te parezca que es correcto y aplicarlo, y lo que no, descartarlo. Nadie te está privando de tu libertad de pensamiento, por eso no existe dictadura alguna.

Pido disculpas por la redacción defectuosa, pero no quise modificar los comentarios; los publiqué tal y como fueron enviados. Es sabido que en el intercambio de opiniones no prestamos la misma atención a la ortografía, etc. que cuando damos vida a uno de nuestros textos literarios.

Desenlace

A veces confundimos la exposición de una verdad con la imposición de la misma, pero no existe otra forma de imponer una idea que no sea a través de cualquier tipo de violencia. La amenaza, persecución, represión, extorsión, etc. son los modos preferidos por los seres que implantan las dictaduras.

En un mundo de libertad, todos conservamos nuestras ideas, exponiéndolas, para abrir nuestro corazón a los demás y no pecar del egoísmo de ocultar lo que sabemos. Porque cuando enseñamos, aprendemos. Porque enseñar es mostrar, es exponer, es brindar nuestra experiencia y conocimiento en pos de que evolucionemos en conjunto. Porque cuando nuestro semejante progresa, también lo hacemos nosotros; y cuando tropieza, tambaleamos.

Cuando una persona mata a otra, ¿por qué a muchos nos produce un dolor inexplicable? Existen incontables respuestas y quizá todas o ninguna sea cierta, pero desde el rincón que habito en el cosmos, creo que el otro no es el otro, sino una parte de nosotros, aunque estemos experimentando el universo desde la individualidad. Y en esa acción aberrante matamos y morimos al mismo tiempo, porque un ser humano, un semejante, un igual a nosotros cometió homicidio y otro igual a nosotros pasó de plano.

Podemos tomar, aplicar, descartar o prescindir de cualquier supuesta verdad, pero no podemos aprobar ni permitirnos utilizar la violencia para forzar a nadie a ser como deseamos que sea. Ni tampoco podemos permitirle a nadie que intente hacerlo con nosotros, aunque se proclame Dios en la Tierra.

Tú eres libre, autónomo, y tienes el poder de decidir toda tu vida, incluso cuando intentan esclavizarte. Si te dejas esclavizar, es tu decisión. Si amenazan con matarte si no haces lo que quieren y te sometes, también es tu decisión. Algunos prefieren vivir dominados y otros morir libres y dignos. Es una cuestión de decisión, y cada acto de nuestras vidas se compone de una serie de elecciones que denotan nuestra esencia.

Exponer no es imponer. Si ahora me estás leyendo, es porque tú lo decidiste; si crees, dudas o pones a prueba mis palabras, también.

Hacernos responsables de nuestras elecciones es el exponente ineludible de nuestra incipiente madurez. Saber que todo lo que ocurre en nuestras vidas, tanto lo deseable como lo indeseable, nosotros lo hemos convocado. Ser conscientes que, como expresó el filósofo Jean Paul Sartre, el hombre nace libre, responsable y sin excusas.

Nadie puede cambiar a nadie

¿Puede alguien cambiar a una persona que no pretende cambiar? ¿Puede alguien imponer su voluntad por sobre la de otros, de manera duradera y permanente? ¿Es correcto creernos amos de la verdad absoluta que debe ser creída, aceptada y profesada por todos los demás? 


Los seres humanos discutimos, nos enfadamos, nos enfrentamos, nos fanatizamos, gritamos, reprimimos y hasta recurrimos a la violencia verbal o física para imponer nuestras observaciones, aunque esa ilógica y absurda labor nos consuma la vida entera.

Pretendemos ser cuales diminutos semidioses que poseen el ilimitado poder de evangelizar al otro ser humano a nuestra imagen y semejanza; asumimos que un día conseguiremos cambiar a las demás personas y todo lo hacemos ignorando u olvidando que nadie puede cambiar a nadie, excepto a sí mismo. Como decía Mahatma Gandhi:

Si quieres cambiar al mundo, cámbiate a ti mismo.

Cuando recurrimos a toda clase de artimañas para modificar de manera sutil o burda el pensamiento de nuestros semejantes, todo lo que obtenemos la generalidad de las veces que lo hacemos es reafirmar aún más la convicción del otro de que está en lo cierto, y, nosotros, absolutamente equivocados. 

Quizá la misión que nos depare el porvenir sea rechazar nuestros impulsos internos de manipulación voluntaria o involuntaria, de imponernos sobre el otro, de obligar o adueñarnos de libertades ajenas, y comenzar a transformarnos a nosotros mismos, con la colaboración del universo y de todos los seres orgánicos e inorgánicos que lo integran.

El mundo necesita gente que ame lo que hace

Cuando amamos lo que hacemos, nos esmeramos por hacerlo bien. Por eso el mundo necesita gente que ame lo que hace. Porque si todos amásemos lo que hacemos, el número de negligencias e incidentes se reduciría al mínimo e inevitable error humano. Porque si todos hiciésemos lo que amamos, la felicidad no sería ese objetivo inalcanzable sino una constante intermitente, pero nunca inexistente, en nuestras vidas.


Sin ser afecto a las instituciones educativas, que más que educar al ser humano en ocasiones intentan domesticarlo, pretendiendo programarlo como si se tratase de una máquina sin poder de decisión, raciocinio ni alma ni sentimientos, o arrearlo junto al rebaño de ovejas que deben ir hacia el mismo sitio para no ser tachadas como descarriadas, rebeldes, inconformistas e insurrectas (entre otros adjetivos calificativos para nada estimables por la sociedad), las palabras expresadas en el video institucional que lanzó la UDLA (Universidad de las Américas) el pasado año, me parecen excepcionales: 

El mundo necesita gente que deje de dormir por cumplir sus sueños. Gente que con su vida haga historia, que cuestione lo establecido, que piense que nada está escrito. Gente obsesiva, apasionada, arriesgada. Gente que no espera a ser grande para hacer lo que quiere sino que haciendo lo que quiere llega a ser grande. El mundo necesita gente que ame lo que hace.

Cuando vi el video no pude evitar sentirme identificado con el mensaje. ¿Cuántas noches sin dormir por cumplir mi sueño de ser escritor? ¿Cuántas veces cuestionando lo establecido, tratando de ver el mundo desde mi óptica y no a través de los ojos de aquellos que lo vieron antes, sólo por una cuestión de comodidad? ¿Cuántos momentos intentando reescribir la realidad para descubrir el mundo paralelo que pocos se animan a vislumbrar? ¿Cuántas veces obsesionado, apasionado por brindar lo mejor de mí, arriesgándome a quedar expuesto por mi, a veces, peculiar forma de pensar? ¿Cuántas noches, días, meses, años soñando con ser un gran escritor que un día llegue a ser leído por miles y millones de personas de países de todo el mundo, sin necesidad de dilapidar mi propio estilo? Incontables, esa es la respuesta. 

Soñemos, soñemos siempre y no dejemos de soñar, que si trabajamos por nuestros sueños con constancia, perseverancia y un profundo amor por lo que hacemos, un día, al despertar, veremos nuestros sueños, alguna vez ilusorios, hechos totalmente realidad.


El mundo necesita gente que ame lo que hace (UDLA)