Tanka VI


No beberán
mis ojos de la verde
copa del árbol:
se llenó de champanes
que ha de catar el viento.
Comentar con Facebook