«¿Cuál es el primer deber
del hombre?
La respuesta es
muy breve:
ser uno mismo».

Henrik Johan Ibsen

Un miembro de mi página de Facebook me elimina porque busca "literatura"


Intercambio de opiniones en el estado de Facebook referente a la entrada del blog “Diálogos con mi padre: ¿Qué pensás hacer de tu vida?”, hace unas semanas:


Lucas Tissera Yo creo que tendrías que hacerle caso a tu viejo, formarte mas, sobre todo leer mas y mejor, deberías saber que el arte(literatura) no es decir quiero ser artista y se es, por arte de magia, esa gente que decís que vivía encerrada en su habitación, no elijo ser genio o creador, sangraban sus creaciones, se dieron cuenta de que lo eran,(la mayoria sufria por ello) tu caso es muy común hoy en día, creemos que estamos capacitados para todo, es un principio de la democracia, pero la maldita realidad dice otra cosa, sobre todo cuando entra la inteligencia la imaginación, el análisis, la palabra...no somos todos iguales jorge, es una gran mentira, ni tenemos todos las mismas posibilidades, yo no te conozco no dudo de tus facultades pero te digo todo esto por que leo lo que escribís en mi facebook, le pones muchas ganas, es admirable como dice tu viejo, pero la poesía no se fuerza, te recomiendo leer "Los antiguos y la inspiracion poetica" de Luis Gil, para que comprendas lo que te digo, yo creo que si dejas de tomarte tan en serio la convicción de ser un "escritor" ( hay que tener huevos para decir "quiero ser un escritor!!") tus resultados pueden mejorar.
3 de enero a la(s) 8:18

Jorge Aussel - Oficial En primer lugar, ¿qué sería 'leer más y mejor'? Y en segundo, ¿qué querés decir con que 'la poesía no se fuerza', Lucas?
3 de enero a la(s) 12:13

Lucas Tissera la segunda pregunta la podes responder con el libro que te mencione, la primera, es una exegesis a partir de tus comentarios, tan candidos algunos, sobre ciertas cuestiones existenciales... ojo esto es solo una opinión personal
3 de enero a la(s) 12:35

Jorge Aussel - Oficial Toda opinión personal es respetable. Aunque no la comparta. No creo que nuestros comentarios estén o tengan que estar estrechamente emparentados con lo que leemos. Alguien que no leyó nada (no es mi caso) puede saber más de la vida (y con esto no quiero decir que sepa mucho) que alguien que se leyó todo: bueno, malo y/o regular, para catalogarlo de algún modo, según el crítico de turno. La existencia es una, pero cada uno de nosotros la percibe de manera diferente. La misma cuestión puede verse y tratarse desde un lado y desde el otro. Está el lado 'cándido' del asunto, y el lado crudo. ¿Y quién dice que uno es mejor que el otro? Sin el uno, al otro le resta un fragmento de la realidad, y viceversa.
4 de enero a la(s) 5:06


El tema que nos concierne

Hoy, 20 de enero de 2013, me desayuné con el siguiente mensaje, enviado al interno de Jorge Aussel - Oficial:
Lucas Ticera Estimado me borro de su pagina, con todo el amor del mundo le deseo suerte, en esta especie de inconformismo juvenil existencial y supersticioso que mantiene con sus lectores, ni usted podrá tomar nada de mi ni yo de usted (busco literatura), suerte en su empresa.
Lucas se borra de mí página porque busca “literatura”. Se olvidó que estaba leyendo un blog... Y, de paso, al decir eso, me tira un palazo que si no lo esquivo me arranca la cabeza. Pero, ojo, me lo tira “con todo el amor del mundo” y hasta me avisa que se va a borrar. Tanta cínica amabilidad no cabe en mi corazón. 

Pasa que Lucas se la da de intelectual, le gusta leer libros de filosofía a los que llama “literatura”, sale hablando de democracia cuando nadie habló de política, mis pareceres le parecen “cándidos” y se horrorizó al leer el escrito que publiqué ayer en mi blog, Yo puedo saber lo que estás pensando, que es la causa de que mencione la palabra “supersticioso”. Y ni siquiera se tomó el trabajo de leer las etiquetas de la entrada, que daban cuentas de que eso no era otra cosa que un relato y cualquier semejanza con la realidad era pura coincidencia; sino lo hubiera etiquetado en “Diario de un escritor”, que es donde archivo mis escritos más personales.

Qué le vamos a hacer...