El Papa del Fin del Mundo

Papa Francisco en el día de la ceremonia de asunción

Llegó del fin del mundo al Vaticano
entrando a la Sixtina cardenal,
sin saber que era el Padre cardinal
que guiaría al pueblo cristiano.

Llegó con los zapatos del anciano,
desgastados de andar suelo barrial,
para asistir al cónclave final
que le aguardaba un imprevisto arcano.

Salió Obispo de Roma, Papa humano
que reconoce en otro a otro igual
por ser hijo de Dios, por ser su hermano.

Salió dando una imagen terrenal,
fusión entre jesuita y franciscano,
del pobre un servidor, e intelectual.

19 de marzo de 2013

4 comentarios

  1. ¡Que buen soneto!
    Vos sabés que no soy muy allegada a la iglesia, pero ojalá que traiga muchos sentimientos buenos Francisco I.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentar, Tuti. Espero verte más seguido por acá.

      Un beso grande.

      Eliminar
  2. Y comparte contigo su primer nombre: "Jorge". Pienso que en su periodo como Papa, todas las personas que se llamen como él, Jorge y/o Mario, tendrán un rol muy particular en estos años en donde estén.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Renzo, somos tocayos. Aunque no sé si las personas que nos llamemos con su nombre tendremos un rol particular. Yo creo que todos, desde donde estemos, tenemos un rol específico y único.

      Saludos.

      Eliminar