La reflexión del Padre Pablo Barrios acerca de la elección de Jorge Mario Bergoglio como el nuevo Obispo de Roma

Revisando las historias destacadas de Facebook descubrí un estado publicado por el Padre Pablo Barrios, que hoy quiero compartir en mi blog por ser  una de las reflexiones más atinadas que leí acerca de la elección de Jorge Mario Bergoglio —Francisco— como el nuevo Obispo de Roma.

Pablo Barrios
Pablo Barrios comenzó a dar misa en la Parroquia Santa Juana de Arco, ubicada a una cuadra del Instituto Padre Elizalde, cuando yo ya había dejado de estudiar en ese colegio. Por ende, no tuve la oportunidad de presenciar ninguna de sus misas. Y como a misa no voy más o menos desde que tenía trece años… 

Instituto Padre Elizalde
Si tengo que ser sincero, no soy muy afecto a la iglesia, porque sé que a Dios lo podemos encontrar en cualquier parte, donde quiera que estemos. 

No obstante, tengo un cariño especial por la Basílica de Luján, ya que fui caminando siete veces en las peregrinaciones que se hacen oficialmente cada año desde 1975 —cuatro de ellas con mi padre— y no podría expresar en palabras la emoción que sentí cada vez que fui: tanto las que me costaron un poco, como las que me costaron muchísimo y las que casi no me costaron. 

Santa Juana de Arco
Sé que mi relación con la iglesia es algo ambigua. Pero esa ambigüedad radica en que tengo una concepción de la realidad y de la vida algo distintas a la que nos plantea la iglesia católica: no creo en culpas, sino en responsabilidades; tampoco en pecados propiamente dichos, sino en el karma y la ley de causa y efecto; ni creo en la ostentación de la riqueza, y por eso creo en la humildad de Jorge Mario Bergoglio, a pesar de distar con algunas de sus posturas, como que el matrimonio homosexual sea "una movida del diablo", tal y como lo expresó en alguna ocasión.

Pero viendo a la persona, más allá de la institución a la que pertenece, Pablo siempre me cayó bien. Además, no es el típico cura que da esa imagen de seriedad que en el fondo pareciera perseguir la reverencia por parte de los demás. Todo lo contrario: Pablo te ve, te da un abrazo con una sonrisa de oreja a oreja, hace chistes, se ríe a carcajadas, habla claro. Y puedo asegurar que su forma de ser le ganó el cariño de muchísimas personas. Entre ellas, el de mi hermana y mi mejor amigo, quienes me incentivaron a añadirlo en Facebook hace tres o cuatro años.

Y gracias a ese incentivo, hoy puedo compartir contigo una reflexión que Pablo publicó en su cuenta personal de Facebook, sobre la elección de Jorge Mario Bergoglio, el nuevo Obispo de Roma, como Francisco se presentó en el primer discurso que dio frente a la Plaza de San Pedro:

Jorge Mario Bergoglio (Francisco) saludando por primera vez a una multitud reunida en la Plaza de San Pedro
No quiero sobreabundar en palabras en medio de tantas cosas que se dicen sobre el nuevo Obispo de Roma, pero la almohada y la oración me sugieren algunas ideas:

-Me incomodan mucho: el triunfalismo argentino ("somo' lo' mejore', tenemos a Messi y al Papa") y la utilización política (K y anti-K) de la elección del nuevo Pontífice. Me distancio de esto. Me parecen de una estrechez y una mezquindad superlativas.

-Mis amigos curas que están en los barrios me cuentan que la gente de las villas de Buenos Aires celebran con mucha alegría la elección de Bergoglio. Pregunto a los cristianos: ¿No son los pobres un "lugar teológico"? ¿Esta reacción no nos tiene que hacer "desconfiar en positivo", reconociendo que el que anda soplando es el Espíritu?

-Me reconozco esperanzado. Como hace tiempo no me sentía. Y no es optimismo. Es esperanza.

-Todos pedimos "cambios" en la Iglesia, aunque no siempre se sepa decir cuáles son esos cambios... Si por cambios entendemos "volantazos" por decreto, no lo esperemos del nuevo Obispo de Roma. Me parece que vienen épocas en que los cambios van a consistir en aprender a mirar distinto y re-aprender cuál es el lugar de la Iglesia en este mundo...

-Evidentemente, el Cónclave ha buscado una figura pastoral y no precisamente representativa del "ala conservadora". ¡Nadie se lo esperaba, eso es lo lindo!

-Creo que se vienen tiempos de gestos insólitos, palabras sencillas, decisiones firmes, ardores nuevos... Pero ¡no depende todo del nuevo Obispo de Roma! Caeríamos de nuevo en una "papolatría"... Él será una figura inspiradora, pero es todo el Pueblo de Dios el que tiene que embarcarse con pasión y entusiasmo en los desafíos de hoy. ¡Todos los cristianos, todas las Iglesias!

Datos adicionales sobre el Padre Pablo Barrios

Pablo Barrios dando misa
  • Pablo Hernán Barrios nació el 10 de agosto de 1980
  • En 1998 terminó sus estudios en el Instituto Padre Elizalde de Ciudadela. 
  • En 2005 se recibió de Profesor en Teología en la Facultad de Teología UCA. 
  • En 2012 concluyó su Licenciatura en Teología Dogmática en la Pontificia Universidad Gregoriana. 
  • Habla español, italiano, inglés y alemán.
Artículos relacionados: