Intuición 4 del libro Intuiciones


Un escritor que teme a las palabras puede ser tan «bueno» y tan «preciso» como un cirujano al que le tiembla el pulso cuando manipula el bisturí. —Jorge Ángel Aussel (Intuición 4 del libro Intuiciones)