La originalidad

En respuesta a los Apuntes sobre la tan mentada originalidad de Gildardo López Reyes.


La originalidad es ser tú mismo
incluso cuando actúes los guiones
que otros escribieron —actuaciones
en contraposición al histrionismo—,

con la espontaneidad del aforismo,
la transparencia de las emociones,
la sencillez que entrañan los botones,
la amplitud sempiterna del abismo.

Es ser uno en el Todo, todo en uno,
igual a los demás —como ninguno—
y diferente —como somos todos—.

Formamos parte de los mismos lodos,
pero sería absurdo el universo
si, al ser soneto, le restara un verso.